Estados Unidos

Estudio desmiente a Trump sobre aumento de crimen en ciudades 'santuario'

Informe de la Universidad de Stanford no encuentra incremento de la delincuencia en localidades que adoptan estas políticas

The Washington Post

Agencias

miércoles, 21 octubre 2020 | 12:46

Las ciudades que han adoptado políticas de "santuario" no registraron un aumento en el crimen como resultado de su decisión de limitar la cooperación con las autoridades federales de inmigración, según un nuevo informe de la Universidad de Stanford. Los hallazgos parecen refutar la retórica de la administración Trump sobre los nefastos efectos de las políticas en la seguridad pública, publicó The Washington Post.

El estudio es uno de los primeros en medir esos efectos al observar datos sobre delitos violentos y delitos contra la propiedad. El investigador David K. Hausman comparó estadísticas en más de 200 condados y jurisdicciones santuario entre 2010 y 2015, cuando las políticas se adoptaron en muchas ciudades de Estados Unidos con una gran cantidad de residentes que vivían ilegalmente en el país.

Los datos muestran que las políticas fueron efectivas para limitar las deportaciones de delincuentes no violentos, pero no dieron como resultado tasas de criminalidad más altas en esas ciudades. Y Hausman descubrió que los delincuentes violentos seguían siendo deportados al mismo ritmo porque las políticas de santuario hacen poco para evitar que los funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos detengan a esos delincuentes.

"Las políticas de santuario cumplen una función protectora, pero no existe el costo para la seguridad pública que afirman los críticos", dijo Hausman en una entrevista. Sus hallazgos fueron publicados en la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences.

ICE se ha centrado en las jurisdicciones santuario en las últimas semanas con una campaña llamada "Operación Rise" que ha llevado a más de 300 arrestos y se ajustó con los ataques de campaña del presidente contra los alcaldes demócratas.

Las ciudades y los departamentos de policía que han adoptado las medidas santuario dicen que mantienen la confianza entre los agentes de policía locales y los inmigrantes que podrían mostrarse reacios a denunciar delitos si temen que puedan ser deportados.

Los oficiales de ICE tienen la autoridad para realizar arrestos de inmigración en cualquier lugar de Estados Unidos, pero las jurisdicciones santuario generalmente no cumplen con las solicitudes de la agencia de detener a los sospechosos el tiempo suficiente para que ICE los recoja en las cárceles locales. En cambio, los agentes de ICE tienen que averiguar cuándo serán liberados los sospechosos o localizarlos en sus hogares y lugares de trabajo, lo que requiere más tiempo y esfuerzo.