Estados Unidos

Estados republicanos demandarían a Biden por orden de vacunación

El gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó los mandatos como ‘un asalto a las empresas privadas’

Agencia Reforma

viernes, 10 septiembre 2021 | 09:44

Associated Press | Una persona es vacunada contra el Covid

Ciudad de México— Gobernadores republicanos en Estados Unidos amagaron con demandar a la Administración de Joe Biden por su mandato de vacunación a empleados de empresas con más de 100 empleados.

Líderes republicanos de Texas, Misuri y Georgia amenazaron con presentar demandas contra la orden, de acuerdo con The Washington Post.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó los mandatos como "un asalto a las empresas privadas".

"Ya estamos trabajando para detener esta toma de poder", aseguró.

El gobernador de Wyoming, Mark Gordon, dijo que le pidió al fiscal general de su estado "que esté preparado para tomar todas las medidas para oponerse a la extralimitación inconstitucional del poder ejecutivo de esta administración".

"Nos vemos en la corte", tuiteó la Gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem.

Por su parte Biden dijo que era necesario escalar los esfuerzos de vacunación para poder vencer la pandemia.

"Si estos gobernadores no nos ayudan a vencer la pandemia, usaré mi poder como presidente para sacarlos del camino", aseguró ayer su discurso.

El plan de seis puntos, que se dirige a las empresas con más de 100 empleados, establece las medidas más agresivas adoptadas hasta ahora por Estados Unidos contra la creciente variante delta.

"Una clara minoría de estadounidenses apoyados por una clara minoría de funcionarios de cargos electos impide dar vuelta la página" de la pandemia, dijo Biden en un discurso televisado.

"Los no vacunados abarrotan nuestros hospitales, están saturando las salas de urgencias y las unidades de cuidados intensivos, y no dejan espacio para alguien con un ataque al corazón o una pancreatitis o un cáncer", añadió.

La mayor parte del plan consistirá en exigir a las empresas privadas que emplean a más de 100 personas que se aseguren de que todos los trabajadores se vacunen o se sometan a pruebas semanales.

La medida federal afectará a unas 80 millones de personas. El plan también obliga a vacunar a todos los empleados y contratistas federales.

En la actualidad, los trabajadores del gobierno deben vacunarse o someterse a pruebas periódicas, mientras que la nueva norma obligará a una vacunación prácticamente total.

Sólo se permitirán excepciones por razones religiosas o para personas con discapacidades.

Unos 80 millones de estadounidenses siguen sin vacunarse. Las investigaciones muestran que tienden a ser más jóvenes, menos educados y más propensos a ser republicanos.

close
search