Estados Unidos

Estados de EU afectados por incendios piden toda la ayuda posible

Las llamas han dejado al menos 27 personas muertas en Oregon, California y el estado de Washington

Associated Press

The New York Times

martes, 15 septiembre 2020 | 08:00

Los incendios forestales que asolaron la costa oeste se convirtieron en una crisis casi ineludible en todo Estados Unidos este martes, con al menos 27 personas muertas en tres estados, incendios y evacuaciones que comenzaron en Idaho, humo que nubló los cielos de Michigan y neblina que llegó hasta la ciudad de Nueva York.

En los estados donde los incendios arden peor, con más de cinco millones de acres carbonizados hasta ahora en Oregon, California y el estado de Washington, las autoridades estaban tratando de adaptarse a un desastre sin un final claro a la vista, en condiciones que exacerbaron profundamente el cambio climático.

El Área de la Bahía, bajo una sofocante manta de humo durante cuatro semanas, estableció otro récord de advertencias consecutivas sobre aire peligroso. La Policía del Estado de Oregon estableció una morgue móvil mientras los equipos registraban edificios incinerados en busca de sobrevivientes y muertos. Alaska Airlines suspendió vuelos desde Portland, Oregón, y Spokane, Washington, citando "humo espeso y neblina". Y la gobernadora Kate Brown, de Oregon, solicitó una declaración presidencial de desastre, diciendo el lunes por la noche, "para combatir incendios de esta escala, necesitamos toda la ayuda que podamos recibir".

El gobernador Gavin Newsom, de California, se reunió con el presidente Trump ayer en McClellan Park, cerca de Sacramento, para agradecerle la ayuda federal y aceptar que el manejo forestal podría ser mejor, al tiempo que señaló que solo el 3 por ciento de la tierra en California está bajo control estatal. Los gobernadores de los tres estados enfatizaron que el cambio climático ha hecho que los incendios sean más peligrosos, secando los bosques con el aumento del calor y preparándolos para arder, cosa que el presidente negó el mismo lunes.