Estados Unidos

Enfrentará Biden un obstáculo republicano en el Senado por sus nominados

Biden podría ser el primer presidente desde George Bush en 1989 en ingresar a la presidencia sin que su partido controle la Cámara

Associated Press / Joe Biden

The New York Times

viernes, 20 noviembre 2020 | 22:53

Washington— El senador Bernie Sanders, el progresista independiente de Vermont, se ha convertido en un contendiente para ser secretario del Trabajo en la administración del presidente electo Joseph R. Biden, una posibilidad que podría encajar en sus ambiciones de ser un guerrero para los trabajadores estadounidenses --- y uno que hará que algunos republicanos del Senado se sientan muy incómodos.

“Creo que es alguien que sabemos que es un ideólogo y sería muy improbable que sea confirmado en el Senado en donde hay mayoría republicana”, comentó el senador John Cornyn de Texas, uno de los múltiples republicanos que dijeron que Sanders, quien se ha autodescrito como un social demócrata, sería muy improbable que obtuviera la aprobación de esa Cámara.

Esto es un vaticinio sobre el deteriorado proceso de confirmación del Senado de que un colega veterano --- aun cuando ellos se oponen vehementemente en política --- podría enfrentar tal obstáculo republicano.

En un no tan distante pasado, sus compañeros senadores obtenían una considerable flexibilidad del partido de oposición si eran seleccionados para unirse al poder ejecutivo.

“La verdad, hasta donde yo sé, es que ha habido una especie de cortesía dentro del Senado cuando un presidente nomina a senadores, ya que han sido aprobados”, dijo Sanders en una entrevista.

La creciente resistencia de los senadores hacia Sanders aun antes de cualquier acción formal de la nueva administración refleja la formidable tarea que enfrentará Biden.

Si los republicanos mantienen su mayoría en el Senado el próximo año, Biden podría ser el primer presidente desde George Bush en 1989 en ingresar a la presidencia sin que su partido controle la Cámara y maneje el proceso de confirmación.

Y ese proceso se ha convertido en algo más tóxico, hasta el punto en que los senadores rutinariamente se oponen a los seleccionados de un presidente del partido de oposición --- si es que permiten siquiera considerar la designación.