Estados Unidos

Enfrentan republicanos consecuencias de votar a favor de juicio contra Trump

Fueron 10 los representantes que acusaron al expresidente de incitar el ataque contra el Capitolio

The New York Times

miércoles, 05 enero 2022 | 16:54

The New York Times

Nueva York.- Los 10 republicanos de la Cámara de Representantes que votaron para acusar a Donald J. Trump lo hicieron con la misma convicción, que un presidente de su partido merecía ser acusado de incitar a la insurrección el 6 de enero de 2021, y la misma esperanza, de que su papel al hacerlo finalmente persuadiría al Partido Republicano para repudiarlo.

Pero en el año transcurrido desde el ataque más mortífero al Capitolio en siglos, ninguno de los 10 legisladores ha podido evitar las consecuencias de un error de cálculo fundamental sobre la dirección de su partido. El expresidente es en gran medida el líder de los republicanos, y son aquellos que se opusieron a él a quienes el partido ha empujado al papel de paria.

Desde que emitieron sus votos de juicio político el 13 de enero, los representantes Anthony González de Ohio y Adam Kinzinger de Illinois han anunciado su retiro en medio de amenazas de muerte de los votantes y hostilidad de sus colegas. La representante Liz Cheney de Wyoming ha pasado de ser una estrella en el liderazgo republicano de la Cámara a alguien exiliada del partido y una narradora de la verdad.

Los representantes Jaime Herrera Beutler de Washington, Peter Meijer de Michigan y Fred Upton de Michigan tienen rivales primarios respaldados por Trump pisándoles los talones y futuros políticos inciertos. Otros cuatro, John Katko de Nueva York, Dan Newhouse de Washington, Tom Rice de Carolina del Sur y David Valadao de California, se han agachado, silenciosos, con la aparente esperanza de que todo el episodio sea olvidado.

El destino de los 10 durante el año pasado ha ofrecido un vigorizante control de la realidad sobre la naturaleza del Partido Republicano de hoy, uno que ha abrazado por completo la mentira de una elección robada y su principal proveedor, y ha dejado de lado a los pocos miembros restantes que se han atrevido a cuestionar públicamente a Trump o sus acciones.

close
search