Estados Unidos

Enfrentan periódicos de EU su propia crisis por coronavirus

Están recortando trabajos, horas de personal y salarios, eliminando ediciones impresas y, en algunos casos, cerrando por completo

Internet

Associated Press

viernes, 03 abril 2020 | 12:52

Justo cuando las personas más los necesitan, los periódicos enfrentan un nuevo desafío sin precedentes.

Los lectores, desesperados por obtener información, dependen más que nunca de los medios locales a medida que el coronavirus se propaga. Quieren saber sobre los casos en su área, dónde están los centros de prueba y cuál es el impacto económico.

Las cifras dicen que el tráfico en línea y las suscripciones han aumentado. Pero los periódicos y otras publicaciones están bajo presión por los grandes agujeros publicitarios. Están recortando trabajos, horas de personal y salarios, eliminando ediciones impresas y, en algunos casos, cerrando por completo.

La circulación y el tráfico web aumentaron en Sun Chronicle, un diario en Attleboro, Massachusetts, mientras se esfuerza por cubrir la pandemia de coronavirus. Es "todo lo que hacemos", dijo Craig Borges, editor ejecutivo y gerente general. Pero con muchos restaurantes locales, gimnasios, universidades y otros negocios cerrados, el periódico ha despedido a un puñado de empleados de ventas y a un periodista político. Le quedan aproximadamente una docena de empleados de redacción.

Los investigadores se han preocupado durante mucho tiempo de que la próxima recesión, que según los economistas ya está sobre nosotros, "podría ser una extinción masiva para los periódicos", dijo Penélope Abernathy, profesora de la Universidad de Carolina del Norte.

Más de 2 mil 100 ciudades y pueblos han perdido un periódico en los últimos 15 años, principalmente semanales, y el empleo en redacción se ha reducido a la mitad desde 2004. Muchas publicaciones tuvieron problemas a medida que los consumidores recurrían a Internet para recibir noticias, golpeadas por la gran recesión de 2008 y el surgimiento de gigantes como Google y Facebook que dominaron el mercado de los anuncios digitales.

Más recientemente, los grandes periódicos nacionales como The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal, han diversificado sus ingresos al agregar millones de suscriptores digitales. Sin embargo, muchos otros siguen dependiendo en gran medida de la publicidad.

Veinte editores de noticias globales, encuestados recientemente por la International News Media Association, esperan una disminución promedio del 23 por ciento en la venta de anuncios en 2020. En los Estados Unidos, los ingresos por publicidad en los periódicos han caído del 20 al 30 por ciento en las últimas semanas en comparación con el año anterior, escribió Ken Harding de FTI Consulting.

El lunes, la mayor cadena de periódicos de Estados Unidos, Gannett, anunció descansos de 15 días y recortes salariales para muchos empleados. El martes, otra cadena importante, Lee Enterprises, también anunció reducciones salariales y descansos. El Tampa Bay Times, propiedad del instituto sin fines de lucro, Poynter Institute, eliminó cinco días de su edición impresa y anunció descansos para el personal que no pertenece a la sala de redacción.

Más abajo en la cadena alimenticia, muchas editoriales más pequeñas, particularmente locales con un fuerte enfoque en restaurantes, artes y entretenimiento, están tomando decisiones aún más difíciles.

En la zona rural de Nevada, Battle Born Media está reduciendo o dejando de publicar seis periódicos semanales. Reno News & Review, un medio alternativo semanal, suspendió las operaciones y despidió a todo el personal. C&G Newspapers, que publica 19 periódicos semanales cerca de Detroit, suspendió la publicación impresa. El periódico alternativo Pittsburgh Current salió solo en línea.

En los suburbios de St. Louis, la semana pasada, las empresas estaban llamando y cancelando anuncios tan rápido como el editor Don Corrigan y su personal podían escribir artículos para llenar el espacio vacío que quedaba. Un hospital local pidió publicar un anuncio de página completa que ofreciera consejos para combatir el virus en los tres semanarios que dirige, pero lo pidió de forma gratuita. Don Corrigan, de buen corazón, aceptó.

Esta semana, precisamente anunció que sus tres semanarios dejarán de publicarse, aunque mantiene sus sitios web en funcionamiento. "No creo que la gente se dé cuenta de cuánto cuesta publicar un periódico", dijo, y señaló que algunos lectores sugieren tardíamente una página de GoFundMe o una suscripción de pago para el sitio web.

El periódico Shepherd Express, que tomó su nombre de un poema de Allen Ginsberg, ha contado durante 38 años, a los residentes de Milwaukee, sobre músicos prometedores, restaurantes de moda, políticos corruptos y dónde encontrar productos relacionados con la región. La semana pasada suspendió su publicación y despidió al personal.

El editor y propietario, Louis Fortis, mantiene el sitio web en funcionamiento y promete reanudar la impresión en algún momento, de alguna forma. Sin embargo, siente la misma incertidumbre que millones de otros estadounidenses. "Estoy muy desilusionado", dijo. “Pero por otro lado, tienes que mirar el panorama general. La gente está muriendo".