Estados Unidos

Embajador de EU en Hungría gasta 320 mil dólares en fiesta

David Cornstein, negoció la reunión entre el primer ministro, Viktor Orban y el presidente Trump en la Casa Blanca en mayo pasado

The New York Times

The New York Times

martes, 22 octubre 2019 | 11:48

Budapest.- La celebración anual del Día de la Independencia en la Embajada de Estados Unidos en Budapest suele ser una modesta fiesta en el jardín, una oportunidad para que el embajador celebre la libertad, la democracia y el estado de derecho estadounidenses.

Pero este año, el embajador, David B. Cornstein, gastó cientos de miles de dólares en una gala para 800 invitados. Hizo traer al cantante Paul Anka desde California. El invitado de honor fue el primer ministro, Viktor Orban, de Hungría, quien, en su país, ha limitado las mismas libertades que el evento debía honrar.

Frente a un atril, Cornstein declaró que Orban era “el socio perfecto” y “un líder muy, muy fuerte y bueno”. Anka le dio una serenata al líder húngaro con una interpretación personalizada de “A mi manera”.

Para muchos en la sala, fue un espectáculo desconcertante: un embajador estadounidense que elogió a un líder de extrema derecha cuyo partido erosionó metódicamente la democracia húngara y ha adoptado ideologías antisemitas. Pero esto fue solo otra demostración del patrón de Cornstein de envalentonar a Orban.

Desde que se convirtió en embajador en junio del 2018, Cornstein ha cortejado asiduamente a Orban, dando al líder húngaro una influencia inesperada en la administración de Trump. Cornstein utilizó su amistad de décadas con el presidente Trump para ayudar a negociar una codiciada reunión en la Oficina Oval para Orban en mayo pasado, una reunión que ahora está bajo escrutinio por investigadores a cargo de una indagatoria de juicio político en Washington.