Estados Unidos

Elige Biden a Jaime Harrison para ser el presidente del Partido Demócrata

El político podría ser nombrado dirigente nacional del organismo un día después de la toma de posesión de Biden

Associated Press / Jaime Harrison

Associated Press

jueves, 14 enero 2021 | 15:04

Wilmington, Delaware— Jaime Harrison, el candidato fallido al Senado de Carolina del Sur y antiguo funcionario del Partido Demócrata, es la elección del presidente electo Joe Biden para liderar el partido nacional, según varios funcionarios del partido.

Se espera que Harrison sea elegido sin ninguna oposición significativa cuando el Comité Nacional Demócrata se reúna el próximo jueves en una sesión virtual, un día después de la toma de posesión de Biden. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque la decisión no ha sido anunciada.

El hombre de 44 años llega al trabajo con un fuerte apoyo de los presidentes de los partidos estatales en todo el país y del líder demócrata de la Cámara de Representantes Jim Clyburn, un aliado cercano de Biden y el miembro afroamericano de más alto rango del Congreso. El jueves, Clyburn dijo que su protegido, quien se ha referido al congresista como su "padre político", tiene una vida y una experiencia que "lo han preparado de manera única para este momento y esta misión".

Harrison también es afroamericano, lo que le dio a Biden un impulso en su promesa de formar un gabinete y un equipo de liderazgo racial y étnicamente diverso.

Harrison se desempeñó anteriormente como presidente del Partido Demócrata de Carolina del Sur. Se postuló para presidente de DNC en 2017, cuando Tom Pérez fue elegido para convertirse en el primer presidente hispano del partido. Harrison, licenciado en derecho de la Universidad de Yale y Georgetown, que a menudo cuenta cómo creció en la pobreza en Carolina del Sur, saltó a la fama trabajando en el capitolio en la oficina de Clyburn.

Harrison desafió al senador republicano Lindsey Graham en 2020, obteniendo sumas récord de contribuciones de campaña de todo el país. Pero Graham, un aliado cercano del presidente Donald Trump, finalmente ganó por casi 10 puntos porcentuales, un margen impulsado por una fuerte participación entre la base del presidente.