Eleva EU presión a López Obrador por violencia

Piden senadores sancionar a funcionarios mexicanos que no confronten a los cárteles

Reforma
viernes, 08 noviembre 2019 | 06:00
|

Ciudad de México— Estados Unidos está aumentando la presión sobre el presidente Andrés Manuel López Obrador para abordar el creciente poder de los cárteles de la droga después de la masacre de nueve ciudadanos estadounidenses y senadores sugieren que se impongan sanciones a los funcionarios mexicanos que no confronten a los cárteles, señaló el diario The Wall Street Journal.

El asesinato en el noroeste de México llevó al presidente Trump a pedirle a México que emprenda la guerra contra los cárteles e incluso ofreció tropas estadounidenses, una sugerencia que López Obrador rechazó rápidamente.

Los senadores de ambos partidos, aunque no respaldaron el llamado de Trump a la participación militar de Estados Unidos, dijeron que México necesitaba hacer más para enfrentar a las pandillas del crimen organizado, que analistas de seguridad indican que controlan en gran medida hasta un tercio del territorio de México.

El senador Josh Hawley, republicano de Missouri, pidió ayer a Estados Unidos que imponga sanciones a los funcionarios mexicanos que no confronten a los cárteles. En Twitter escribió que los carteles inundaban Missouri con drogas y traficaban con niños. “Los cárteles son cada vez más importantes en México, y por nuestra propia seguridad, no podemos permitir que esto continúe”, señaló.

El diario destacó que el asesinato del lunes subrayó el creciente descaro de las bandas de narcotraficantes desde que López Obrador asumió el poder en diciembre pasado.

La tasa de homicidios en México alcanzó niveles récord en el período de enero a septiembre de este año, según la agencia nacional de estadísticas del país.

“Aquí tenemos un ejemplo claro en el que los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y la vida de los ciudadanos estadounidenses están en peligro debido a la amenaza de los grupos criminales mexicanos. Esto no tiene precedentes en mi experiencia”, dijo David Shirk, director del Instituto Transfronterizo de la Universidad de California en San Diego. “Esto realmente aumentará la presión sobre la administración López Obrador”.

Los analistas dicen que la frustración está aumentando dentro de las comunidades de inteligencia y aplicación de la ley de Estados Unidos por el enfoque de López Obrador, mencionó la publicación. 

Marca una ruptura brusca con las administraciones mexicanas anteriores que usaron inteligencia y dinero estadounidense y desplegaron al Ejército mexicano para atacar a los cárteles más grandes.

“Creo que Estados Unidos comenzará a moverse muy agresivamente detrás del escenario, y habrá severidad en el lenguaje de una manera que no habíamos visto antes”, dijo Eduardo Guerrero, exalto funcionario de seguridad mexicano.

Muchos analistas de seguridad coinciden en que perseguir a los líderes del cártel condujo a una mayor violencia, pero dicen que cualquier país debe imponer límites al poder de los grupos ilegales. “En casos como estos, realmente necesitas dibujar una línea. Si no lo hace, como sucedió en Culiacán, está claro que los que gobiernan son organizaciones criminales”, consideró Guerrero.

Shirk mencionó que el Gobierno de López Obrador asumió que si simplemente dejas de perseguir a los líderes del cártel, la violencia disminuirá. “Ese es un error terrible”, dijo. “Debido a que México estaba sirviendo como un árbitro entre estos grupos, y cuando quitas al árbitro, el juego se pone feo”.