Estados Unidos

El voto de Biden a favor de la guerra en Irak

En 2002, fue uno de los 77 senadores que le dieron al presidente George W. Bush la autoridad para utilizar a las fuerzas armadas contra el país del Medio Oriente

The New York Times

The New York Times

lunes, 13 enero 2020 | 11:30

El senador Joseph R. Biden Jr. propuso un acuerdo mutuo.

Era el otoño del 2002 y la administración de Bush estaba presionando para obtener la autoridad que le permitiría actuar en contra de Saddam Hussein, alegando que tenía armas de destrucción masiva. Algunos demócratas cuestionaron la amenaza planteada por Irak y expresaron su oposición ante la amplia solicitud del presidente George W. Bush.

Biden, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, había estado redactando una resolución bipartidista que le otorgara a Bush la autoridad para usar la fuerza militar contra Irak, pero era más restrictiva que la autorización de guerra que el presidente había solicitado.

Como a menudo lo hizo en su larga carrera, Biden buscó un punto medio bipartidista, esta vez, entre los que se oponían a la guerra y el deseo de la Casa Blanca de hacer uso de su poder de manera más directa. Algunos miembros antibélicos de su comité se resistieron a su propuesta, preocupados de que todavía allanaría el camino al conflicto. “No estuvimos de acuerdo”, dijo la ex senadora Barbara Boxer, demócrata de California.

El plan de Biden finalmente no tuvo éxito, y eligió centrarse en las garantías de Bush de que primero se recurriría a un enfoque de diplomacia.

“En cada momento crucial”, dijo Biden sobre Bush, “él ha elegido un curso de moderación y deliberación, y creo que continuará haciéndolo. Al menos esa es mi ferviente esperanza”.

Pero el 11 de octubre, fue uno de los 77 senadores que autorizaron el uso de la fuerza militar en Irak. Veintitrés de sus colegas, algunos de los cuales abrigaban serias dudas sobre el peligro que representaba Irak en ese momento, se negaron a respaldar la solicitud del presidente.

Casi dos décadas después, Biden, quien en 2005 calificó ese voto como un error, se postula para presidente en parte por su experiencia en política exterior, y enfatizando que cuenta con las credenciales adecuadas para ser comandante en jefe en un momento de tensión entre Estados Unidos e Irán.

Sin embargo, su voto a favor de la guerra de Irak es parte del extenso historial político, y hasta la fecha continúa ofreciendo precisas explicaciones al respecto durante su campaña, sugiriendo en repetidas ocasiones que se opuso a la guerra y a la conducta de Bush desde el principio.

Dicho voto también lo ha expuesto a críticas directas e implícitas de parte de sus principales rivales presidenciales, incluida la senadora Elizabeth Warren y el exalcalde Pete Buttigieg, un veterano militar, y especialmente el senador Bernie Sanders, quien votó en contra de la guerra como congresista de Vermont y en cuya campaña ha agudizado sus críticas contra Biden.