Donante republicano estableció alianza de Giuliani con socio ucraniano

El abogado del presidente quería 500 md para ayudar a una empresa iniciada por el hombre que lo ayudaría en Ucrania, Charles Gucciardo puso el dinero

The New York Times
jueves, 07 noviembre 2019 | 09:14
The New York Times |

Washington.- Ha sido uno de los misterios más perdurables en el drama de juicio político: ¿Dónde consiguió un empresario estadounidense nacido en Ucrania 500 mil dólares para pagar al abogado personal del presidente Trump, Rudolph W. Giuliani?

Resulta que el dinero vino de un abogado de Long Island llamado Charles Gucciardo, un donante republicano y partidario de Trump. El pago fue parte de un acuerdo en el que Gucciardo se convertiría en inversionista de una compañía iniciada por el empresario, Lev Parnas, según Giuliani, el abogado de Gucciardo y otras personas familiarizadas con el acuerdo.

El dinero, pagado a la firma de Giuliani en septiembre y octubre del 2018, consolidó una relación entre Parnas y Giuliani. En cuestión de meses, esa relación se convertiría en un importante frente en la campaña del presidente y Giuliani para presionar al gobierno ucraniano a iniciar investigaciones que beneficiarían políticamente a Trump.

Gucciardo, de 62 años, abogado de un demandante, no ha sido implicado en ningún delito, y no hay evidencia de que haya estado involucrado en la campaña de presión ucraniana.

El abogado de Gucciardo, Randy Zelin, dijo que Gucciardo invirtió en la compañía debido a que Giuliani estaría involucrado en la misma.

“Entendió que estaba invirtiendo en una compañía de buena reputación de la que Rudolph Giuliani iba a ser el portavoz e imagen de la misma”, dijo Zelin, comparando el papel de Giuliani con el que había desempeñado para la compañía de seguridad de datos personales LifeLock, la cual lanzó algunos comerciales con Giuliani. “Cuando se piensa en la ciberseguridad, se piensa en Rudolph Giuliani”, dijo Zelin.

La compañía promovida por Parnas, Fraud Guarantee, fue presentada como una iniciativa para que los inversores obtuvieran un seguro contra el riesgo de ser defraudados. El dinero d Gucciardo era un préstamo que podría convertirse en una inversión en la empresa, según personas familiarizadas con el acuerdo.

Pero no está claro si dicha inversión habría tenido algún valor, ya que la Fraud Guarantee no parece tener ningún cliente. Giuliani no realizó ningún anuncio publicitario para la empresa ni realizó ningún tipo de comercialización pública. Parnas, quien fue arrestado el mes pasado por cargos de financiamiento de campañas federales, ha abierto conversaciones con los investigadores de juicio político del Congreso sobre su papel en la campaña de presión contra Ucrania.

La revelación de que Gucciardo proporcionara el dinero que garantizó la alianza entre Giuliani y Parnas completa algunos espacios en blanco en una historia en la que ahora Giuliani se encuentra bajo investigación federal por posibles violaciones de cabildeo extranjero, mientras Trump enfrenta la posibilidad de ser sometido a un juicio político por la Cámara de Representantes.