Estados Unidos

Doctora nacida con una mano, es inspiración en la lucha contra el virus

Savannah Stuard, está en la primera línea de la batalla contra el Covid-19 en Nueva Orleans

Associated Press

Associated Press

lunes, 10 agosto 2020 | 12:06

Nueva Orleans.- Dos años después de la escuela de medicina, la terapeuta respiratoria Savannah Stuard está en la primera línea de la lucha contra el Covid-19 en Nueva Orleans, operando equipos de ventilación o bombeando aire manualmente a los pulmones de los pacientes.

Es un trabajo desafiante bajo cualquier circunstancia, que implica turnos de 12 horas, equipo de protección de la cabeza a los pies y vigilancia constante para evitar contraer o propagar la enfermedad. Es aún más complicado para Stuard, que nació sin su antebrazo izquierdo.

“No tengo dos manos, solo una”, dijo, discutiendo los desafíos de trabajar mientras se mantiene en un ambiente estéril. "Así que tengo que sentarme allí y pensar metódicamente, qué tocar a continuación, qué poner en mi mano para que quede lo más estéril posible".

Stuard, que trabaja en el Centro Médico Ochsner, mantiene la punta de su brazo izquierdo cubierta con un guante asegurado con cinta.

Para prepararse para un contacto cercano con los pacientes, practica procedimientos como "embolsado" (bombear aire manualmente a los pulmones de un paciente) en una sala de simulación sobre un maniquí.

Stuard dice que disfruta de su trabajo y le gusta inspirar a otros en el camino.

"Es muy gratificante", dijo. “La mayoría de los pacientes me ven y me dicen: Vaya. Me hacen preguntas y yo las respondo. Es asombroso."

Stuard trabaja como voluntaria en fundaciones donde asesora a jóvenes con diferencias en las extremidades, para mostrarles cómo aprendió a hacer cosas como atarse los zapatos, participar en gimnasia y otros deportes y aprender kárate.

También ha compartido sus experiencias con pacientes que encuentra que han perdido extremidades.

“Dirán: Perdí mi pierna en un accidente automovilístico, y me das mucha esperanza”, dijo Stuard. "Eso es lo que me encanta escuchar, y eso es por lo que me esfuerzo: ayudar a las personas a ser mejores, porque ven a alguien que tiene menos y que hace más, y les hace sentir que pueden hacer más".

La historia de Stuard llamó la atención del mariscal de campo de los New Orleans Saints, Drew Brees, quien ha realizado esfuerzos caritativos para ayudar a los trabajadores médicos de primera línea y brindar atención médica en comunidades desatendidas en Nueva Orleans y Baton Rouge.