PUBLICIDAD

Estados Unidos

Dificulta cambio climático la quema controlada para evitar incendios forestales

EU emplea fuegos planificados para reducir los bosques antes de que ocurra un desastre. Pero el calentamiento global hace que sea más difícil hacerlo de manera segura

The New York Times

jueves, 05 mayo 2022 | 12:17

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- En Boulder, las preocupaciones sobre los incendios forestales solían concentrarse en agosto y fines del verano, cuando los rayos pueden encender la madera. “Ahora el enfoque es todos los meses”, dijo John Potter, subdirector del departamento de Parques de Montaña y Espacios Abiertos de la ciudad.

A medida que los incendios forestales mortales se convierten en un elemento aterrador de la vida de muchos estadounidenses, una mayor parte del país está adoptando una herramienta antigua para limitar la devastación: quemaduras cuidadosas y controladas que eliminan la vegetación y ayudan a evitar que los incendios forestales se conviertan en catástrofes. Pero en muchos lugares, el clima cambiante está haciendo que las quemas intencionales sean mucho más complicadas de realizar.

PUBLICIDAD

El Servicio Forestal de los Estados Unidos usó quemas controladas en un récord de 728 mil hectáreas de tierras federales el año pasado, y la agencia tiene como objetivo tratar 20 millones de hectáreas adicionales con fuego y raleo mecánico de arbustos durante la próxima década.  La ley de infraestructura del presidente Biden asigna 5 mil millones de dólares para reducir la flora combustible y combatir los incendios forestales de otras maneras. California, Oregón y otros estados están explorando cambios legales para fomentar más quemas.

Sin embargo, con el calentamiento global causado por el hombre calentando y secando gran parte del país, las temporadas de incendios forestales se están alargando, reduciendo las ventanas para realizar incendios controlados de manera segura. Los patrones cambiantes de lluvia y viento se suman a las complicaciones para los quemadores.  En muchos estados, los esfuerzos para tratar más tierras con fuego también se enfrentan a obstáculos burocráticos y escasez de fondos y personal.

En lo que va de la primavera, las condiciones excepcionalmente secas y ventosas han impedido que el departamento de parques de montaña de Boulder lleve a cabo quemas importantes, dijo Potter. Eso genera mucha preocupación sobre la gravedad de los incendios forestales este verano.

“Crucemos los dedos”, dijo.

Incluso en la Florida húmeda, las condiciones cambiantes están obligando a los administradores de tierras a ser creativos sobre cuándo se queman, dijo J. Morgan Varner, director de investigación de incendios en Tall Timbers Research Station y Land Conservancy en Tallahassee. Las fuertes lluvias descarrilaron los planes en marzo, que suele ser la mejor temporada de incendios en el estado. “Estamos lidiando con un clima realmente dinámico que dificulta la planificación”, dijo Varner.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search