Detienen maquinaria en la frontera por emergencia de Trump

Las retroexcavadoras permanecen paradas en medio de confusión legal, informó Los Ángeles Times

El Diario de Juárez
martes, 26 febrero 2019 | 13:57

El lunes dos contratistas revisaban un tramo de terrenos donde se había retirado la maleza para que se pudiera construir la primera barrera fronteriza nueva durante el gobierno de Trump, pero una retroexcavadora grande permanecía parada en la terracería, publicó Los Ángeles Times.

El presente mes Trump declaró emergencia nacional, pero aquí, en la frontera, hay pocas señales de acción: media docena de demandas y límites contenidos en la iniciativa presupuestal que el Congreso aprobó el mes pasado han provocado confusión y dudas en los planes de construcción en el Valle del Río Bravo, en Texas.

Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza, la corporación encargada de la barrera de Trump, desconocen lo que ocurrirá ahora.

“Nada más estamos esperando lo que diga” Washington, dijo Jason Montemayor supervisor en funciones local de la autodescrita “cuadrilla del muro”.

“Ahorita no hay nada de actividad”.

En lo que va de su gobierno en ninguna parte se ha iniciado ninguna construcción del muro de Trump, si bien los funcionarios han iniciado o completado obras de cambio de vallas en California, Arizona, Nuevo México y Texas.

Se espera que el martes los congresistas demócratas aprueben una resolución destinada a invalidar la declaración de emergencia nacional en la frontera sur. La resolución tiene muchas posibilidades de ser aprobada en marzo por el Senado, si bien sus impulsores no esperan anular el veto que Trump ha prometido.

Trump declaró el 15 de febrero la emergencia a fin de evadir al Congreso y destinar hasta 6 mil 600 millones de dólares, en su mayoría del presupuesto del Pentágono, a construir —o reconstruir— 146 kilómetros (234 millas) de vallado fronterizo.

Pero la iniciativa de partidas presupuestales que Trump hizo ley mediante su firma al declarar la emergencia contenía asimismo restricciones sobre la construcción en poblaciones, parques y reservas de vida silvestre específicos situados a lo largo de aproximadamente 240 kilómetros (150 millas) de la frontera en el Valle del Río Bravo, el cual constituye la prioridad número uno del Gobierno en lo relativo a construir barreras nuevas. Dichas restricciones han impedido los esfuerzos de Trump para erigir ahí un muro, al menos por ahora.

Un colaborador del representante demócrata texano Henry Cuéllar, quien contribuyó a negociar las restricciones, dijo desconocer si las condiciones del proyecto presupuestal tendrán preferencia sobre la declaración de emergencia, o viceversa, dejando en el limbo a los dueños de predios y a los funcionarios locales.