Estados Unidos

Designa Trump a nuevos abogados para el juicio político

El portavoz del expresidente rechazó la idea de que Donald Trump quiera centrarse en el fraude electoral en el juicio del Senado

Associated Press / Donald Trump

Agencias

domingo, 31 enero 2021 | 19:36

Washington— La implosión del equipo legal del expresidente Donald Trump se produce cuando Trump sigue obsesionado con argumentar, en su segundo juicio político, que las elecciones de 2020 le fueron robadas, una defensa que los asesores advierten que está mal concebida y que los estrategas republicanos temen que alimente la creciente división en el país.

El abogado de Carolina del Sur, Karl S. "Butch" Bowers Jr., y otros cuatro abogados que recientemente firmaron para representar al expresidente, abruptamente se separaron de él este fin de semana, días antes de su juicio en el Senado del 9 de febrero por su papel en incitar el ataque al Capitolio de Estados Unidos. Hoy, la oficina de Trump anunció en un comunicado que el abogado litigante, con sede en Atlanta, David Schoen, y Bruce L. Castor Jr., exfiscal de distrito en el condado de Montgomery, Pensilvania, liderarían su equipo de defensa. Los dos abogados aportarán "perfiles nacionales y una experiencia significativa en juicios en casos de alto perfil al esfuerzo", dijo el comunicado.

Schoen se desempeñó anteriormente como abogado del asesor de Trump, Roger Stone, cuando intentó apelar su condena por mentir y manipular testigos en una investigación del Congreso. También estuvo en conversaciones con el financiero Jeffrey Epstein sobre representarlo días antes de su muerte mientras esperaba los cargos de tráfico sexual y ha dicho que no cree que Epstein se haya suicidado. Durante su tiempo como fiscal de distrito, Castor se había negado a procesar al actor Bill Cosby y luego fue demandado por la acusadora Andrea Constand en un caso que se resolvió.

Dos personas familiarizadas con las discusiones, que precedieron a la partida del equipo legal original, dijeron que Trump quería que ellos defendieran durante el juicio que él realmente ganó las elecciones. Hacerlo requeriría citar sus falsas afirmaciones de fraude electoral, incluso cuando sus aliados y abogados han dicho que, en cambio, debería centrarse en argumentar que acusar a un presidente que ya dejó el cargo es inconstitucional.

Ese enfoque ya ha sido adoptado por muchos senadores republicanos, muchos de los cuales lo citaron cuando emitieron un voto de prueba contra el juicio político la semana pasada.

Inicialmente, los abogados de Trump habían planeado centrar su estrategia en la cuestión de si el proceso era constitucional y en la definición de incitación. Pero el expresidente dijo repetidamente que quería litigar las acusaciones de fraude electoral y la carrera de 2020, y que buscaba una defensa más pública de sus acciones. Bowers le dijo a Trump que no podía montar la defensa que quería.

“Realmente fue mutuo”, dijo una persona familiarizada con la discusión. “El presidente quería una defensa diferente. El presidente quería un enfoque diferente y un equipo diferente".

El portavoz de Trump, Jason Miller, también dijo este domingo que la división con sus abogados fue mutua, pero rechazó la idea de que el expresidente quiera centrarse en el fraude electoral en el juicio del Senado, y calificó esa versión de "noticia falsa".