Dentro del gobierno, abordar el terrorismo doméstico es un tanto riesgoso

'La mayoría de los casos de terrorismo doméstico por motivos raciales probablemente estaban relacionados con la supremacía blanca'

The New York Times
domingo, 11 agosto 2019 | 23:07
|

Washington — No mucho después de que Barack Obama asumiera la presidencia en el 2009, un analista del Departamento de Seguridad Nacional elaboró un informe que predecía proféticamente que la profunda recesión económica, el auge de las redes sociales y la elección del primer presidente afroamericano se combinarían para hacer del extremismo impulsado por la raza un amenaza creciente y grave para la seguridad nacional.Pero cuando el informe se hizo público, provocó una tormenta de protestas, principalmente de la derecha. Mike Pompeo, entonces congresista republicano de Kansas y ahora secretario de estado, dijo que centrarse en el terrorismo interno era una empresa “peligrosa” nacida de la corrección política que negaba “la amenaza que representa el terrorismo radical islámico”.Dentro de la administración de Obama había preocupación de que resaltar el tema solo alimentaría las teorías de conspiración de la supremacía blanca o daría publicidad injustificada a figuras marginales, según seis ex funcionarios de la administración.En cuestión de semanas, Janet Napolitano, entonces secretaria de seguridad nacional, rescindió la evaluación de amenazas. El autor principal del informe abandonó el gobierno, y la unidad del departamento dedicada a rastrear el terrorismo interno fue esencialmente disuelta.Una década después, hay pruebas claras de que la violencia de los extremistas blancos es un problema innegable e intensificado, especialmente después del tiroteo masivo por motivos raciales en El Paso. Pero la cuestión de cómo el gobierno debería atacar al extremismo interno, especialmente a los supremacistas blancos, sigue siendo tan políticamente tensa como siempre, aunque por razones muy diferentes, bajo el presidente Trump.La Policía federal ha estado siguiendo el auge del terrorismo doméstico. El director del FBI, Christopher A. Wray, dijo a los legisladores el mes pasado que la oficina había arrestado a casi tantos terroristas domésticos como terroristas extranjeros este año. Dijo que la mayoría de los casos de terrorismo doméstico por motivos raciales probablemente estaban relacionados con la supremacía blanca.Pero una mirada a la experiencia del Departamento de Seguridad Nacional, que es responsable de recopilar datos y analizar las amenazas a Estados Unidos, muestra cómo las consideraciones políticas han limitado los esfuerzos para darle más importancia al problema y desarrollar políticas para contrarrestarlo.