Demócratas podrían haber iniciado investigación de destitución

El testimonio de Robert Mueller pudo haber carecido de emoción, pero marcó un parteaguas en el caso contra el presidente

The New York Times
martes, 30 julio 2019 | 09:07
|

Washington.- El miércoles pasado, después del lacónico y en veces vacilante testimonio de Robert Mueller ante el Congreso, pareció que la destitución de Donald Trump tendría pocas posibilidades. “El desastroso testimonio de Robert S. Mueller III ha quitado el aliento a los clamores de destitución de los demócratas”, escribió Marc Thiessen en el Washington Post. Chris Cillizza, de CNN, declaró que el testimonio de Mueller había sido “un fracaso, al menos cuando se trataba de generaría un mayor ímpetu a favor de la destitución”.

Pero a menos de una semana después, está claro que los críticos estaban equivocados. En ningún momento del miserable mandato de Trump la destitución ha parecido más que probable. De hecho, los demócratas en el Comité Judicial de la Cámara, el cual supervisaría las audiencias del juicio político, argumentan que una investigación en torno a la destitución ya comenzó, pues una inexorable confrontación entre la Cámara y el presidente ha sido puesta en marcha.

Antes del testimonio de Mueller el miércoles pasado, 93 demócratas de la Cámara apoyaban la destitución del presidente. Para el lunes, el número llegó a los 109; entre ellos se encuentran Katherine Clark, vicepresidente de la camarilla demócrata de la Cámara, y Mike Levin, un representante de primer año. Al final de la semana, más de la mitad de los demócratas podría estar a favor.

El testimonio de Mueller pudo haber sido decepcionante, pero permitió que los demócratas dar crédito a sus hallazgos, despejando algo de la confusión creada por el engañoso resumen del fiscal general William Barr. “La prensa se centró en el desempeño y la óptica en lugar de en la sustancia”, dijo Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial. “Mueller dijo que fuimos atacados por los rusos, la campaña de Trump cooperó de muchas maneras con ese ataque, lo acogieron con beneplácito, y trabajaron en ello de muchas maneras”.

Quizás aún más significativo que el creciente número de representantes que ahora apoyan la destitución es una solicitud presentada por el Comité Judicial el viernes, la cual exige acceso al material del gran jurado de la investigación de Mueller. Dicha solicitud, según el comité estipula que se “está llevando a cabo una investigación para determinar si se recomendarán los artículos de destitución”. En otras palabras, el Comité Judicial, que supervisaría cualquier posible juicio político, anunció que  una investigación de destitución ya está en marcha.

Desde hace meses, los demócratas han estado debatiendo sobre si la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, debería convocar a una votación para comenzar dicha investigación. Sin embargo, el Comité Judicial afirma que tal votación no es necesaria y, como señala Nadler, Pelosi ya autorizó semejante estrategia. La Cámara tendría que votar sobre la destitución en sí, pero eso ocurriría solo después de que el Comité Judicial haya realizado gran parte de su trabajo.

“La Constitución no define qué es una investigación formal de destitución, y el reglamento de la Cámara no define qué es una investigación formal tal cual”, dijo Jamie Raskin, demócrata del Comité Judicial y profesor de derecho constitucional. “Todos nos basamos el testimonio de Robert Mueller y nos dimos cuenta de que estábamos realizando una investigación de destitución. Eso es obviamente lo que estamos haciendo”.