PUBLICIDAD

Estados Unidos

Demócratas de la Cámara Baja aceptan una realidad desconocida: Pleno poder

Después de tomar el control de cuatro gobiernos estatales en las elecciones intermedias, los demócratas tienen una oportunidad largamente buscada

The New York Times

miércoles, 18 enero 2023 | 11:22

The New York Times

PUBLICIDAD

Lansing, Michigan.- Por primera vez en 40 años, la semana pasada comenzó una sesión legislativa en Michigan con un gobernador demócrata, el control demócrata tanto de la Cámara como del Senado, y un camino plausible para que décadas de objetivos de política liberal se conviertan en ley.

A las pocas horas de prestar juramento, los demócratas en la Legislatura anunciaron planes para codificar los derechos LGBTQ, derogar una prohibición del aborto que no se puede hacer cumplir, pero que aún está en los libros, y deshacerse de una supuesta ley de derecho al trabajo detestada por los sindicatos.

El nuevo poder demócrata en Michigan se produce cuando el partido también se hará cargo de Maryland, Massachusetts y Minnesota, restaurando el control de los demócratas de las legislaturas estatales a un nivel no visto desde 2009, durante los primeros meses de la presidencia de Barack Obama.

Los demócratas tendrán la llamada trifecta (control de la gobernación y ambas cámaras legislativas) en 17 estados, según datos de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales y Ballotpedia. Eso es aún menos que los 22 estados donde los republicanos tienen el control total, pero es un gran regreso de una década perdida para los demócratas a nivel estatal, quienes fueron golpeados en las elecciones intermedias de 2010 y 2014 y, tan recientemente como 2017, tenían el control exclusivo en sólo seis capitolios. Ligeramente más personas vivirán ahora en estados con control demócrata total que en aquellos con control republicano total.

“Los demócratas simplemente no pueden implementar su visión para este país y el futuro sin mayorías legislativas estatales”, dijo Heather Williams, directora ejecutiva del Comité de Campaña Legislativa Demócrata, que se ha centrado en reconstruir la influencia del partido en las legislaturas estatales.

Sin embargo, lo que aún no se ha probado es si los demócratas pueden o ejercerán su nueva autoridad con la misma fuerza inquebrantable que los republicanos ejercieron durante la última década, cuando consolidaron el control de estados que alguna vez fueron competitivos como Arkansas, Indiana y Ohio y convirtieron incluso a estados indecisos como Michigan y Wisconsin en laboratorios de política conservadora.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search