Estados Unidos

Demandan a ICE por detener a 'dreamer' a pesar de estar protegido por DACA

Jesús Alberto López Gutiérrez fue arrestado en mayo y amenazado con la deportación

Agencias

El Diario de Juárez

martes, 17 diciembre 2019 | 16:35

Freeborn – Familiares del inmigrante de origen mexicano Jesús Alberto López Gutiérrez, quien a pesar de ser beneficiario de la Acción Diferida (DACA) resultó detenido en mayo, encarcelado y amenazado con la deportación, presentaron este lunes una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), publicó La Opinión.

Según expuso el abogado Wally Hilke, encargado de la demanda, los derechos del joven de 24 años, que se encuentra desde hace meses en un centro de detención, han sido violados y debe ser dejado en libertad inmediatamente.

La demanda, agregó el jurista, reclama la aplicación de la Ley de Procedimiento Administrativo, según la cual el Gobierno federal debe cumplir con sus propias reglas y “respetar los derechos constitucionales de las personas”.

En la documentación presentada en la corte se establece que López Gutiérrez está protegido por DACA, puede solicitar la renovación del documento y no debe ser deportado mientras exista este programa, aprobado en 2012 por una orden ejecutiva del presidente Barack Obama.

López Gutiérrez fue detenido en mayo en Iowa, cuando viajaba en automóvil con amigos desde Colorado a Chicago. Durante la detención, presentó como acreditación un documento DACA expirado.

A pesar de una campaña pública realizada para pedir su libertad, y una petición firmada por más de 5,000 personas, las autoridades de inmigración (ICE) “evitaron activamente” su libertad, algo que debió haber ocurrido “apenas tomaron conocimiento de su condición de DACA”, señala la demanda.

López Gutiérrez nació en México y fue traído a Chicago por sus padres en 2005, a los nueve años de edad. En 2013 se acogió a la Acción Diferida que otorga un estatus migratorio provisional con derecho a permiso de trabajo y de residencia.

Actualmente el joven se encuentra recluido en la cárcel del condado Freeborn, en Minnesota, desde donde declaró en un comunicado que luchará hasta que se le autorice renovar el DACA y “poder regresar junto a su familia y comunidad”.