Estados Unidos

Definirán senadores de EU aval a Barrett el lunes

El Tribunal Supremo, de ser confirmada, contará con una mayoría conservadora una semana antes de los comicios presidenciales del 3 de noviembre

Associated Press

Agencias

martes, 20 octubre 2020 | 17:16

Washington— El Senado de Estados Unidos decidirá el lunes 26 de octubre si confirma para la Suprema Corte a la jueza Amy Coney Barrett, nominada por el Presidente Donald Trump para sustituir a la fallecida magistrada Ruth Bader Ginsburg, publicó EFE. 

Si Barrett -quien compareció ante la Cámara alta en el marco de las votaciones de nominación y confirmación- resulta ratificada, como es bastante probable, el Tribunal Supremo de EU contará con una mayoría conservadora una semana antes de los comicios presidenciales del 3 de noviembre.

La relevancia del caso, entre otras cosas, es que el resultado de la contienda, en caso de ser apretado, podría acabar en la Corte.

"El próximo lunes votaremos para confirmar a la que será la nueva jueza del Supremo, Barrett", expresó este martes ante la prensa el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Dado que los republicanos sólo necesitan una mayoría simple de 51 votos para la ratificación de Barrett, se espera que el proceso avance sin obstáculos. Incluso si el partido únicamente obtuviera 50 votos, el Vicepresidente de EU, Mike Pence, podría romper el empate, dada su calidad de titular del Senado.

Los republicanos controlan 53 de los 100 escaños del recinto legislativo y, por ahora, sólo una integrante de la bancada, Susan Collins, ha manifestado que votará en contra de la confirmación de Barrett por considerar que no debería impulsarse una candidatura para un puesto vitalicio en un contexto de elecciones.

Otra senadora republicana, Lisa Murkowski, ha criticado también la maniobra de Trump y McConnell. Sin embargo, no ha aclarado si votará en contra.

El proceso para confirmar a la jueza comenzará este jueves en el Comité Judicial del Senado, compuesto por doce republicanos y diez demócratas, quienes decidirán si envían la nominación al pleno de la Cámara Alta.