Estados Unidos

Dedujo Trump 70 mil dólares por cortes de cabello en sus declaraciones de impuestos

Los expertos dicen que eso podría potencialmente constituir un fraude fiscal criminal

The New York Times

The New York Times

miércoles, 07 octubre 2020 | 08:21

Hubo muchas bombas en la exposición del The New York Times la semana pasada sobre los impuestos del presidente Trump. Ha pagado básicamente cero impuestos federales sobre la renta durante años. Sus negocios tan publicitados están contra las cuerdas. Y ese fue solo el titular.

Pero fue un asunto jugoso y aparentemente menos importante el que llamó la atención: Trump gastó más de 70 mil dólares en una peluquería durante varios años de su carrera en "The Apprentice", su reality show de televisión.

Eso, por supuesto, es mucho para que una persona gaste en cortarse el cabello, secarlo con secador o teñirlo. Pero lo realmente notable de la revelación es que la productora de Trump dedujo sus gastos de peluquería de sus ingresos gravables, reduciendo su factura fiscal.

Los expertos en impuestos expresaron que deducir lo que normalmente se considera un gasto personal está prohibido en casi cualquier circunstancia. Y dijeron que tal deducción podría potencialmente constituir un fraude fiscal criminal si alguien más reembolsara el costo de su peinado.

Tres exejecutivos de NBC, involucrados en "The Apprentice", comentaron que, si bien no recordaban los términos exactos del contrato de Trump, estaban muy familiarizados con la forma en que se redactan estos contratos. El costo del cabello y el maquillaje de una estrella de la estatura de Trump generalmente estaría cubierto por el programa, y Trump habría sido reembolsado por cualquiera de los costos en los que incurrió.

"No puedo pensar en ninguna circunstancia en la que Trump hubiera pagado esos costos de su propio bolsillo y no hubiera sido reembolsado", dijo uno de esos funcionarios. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque todavía hace negocios con NBC y Mark Burnett, el productor de "The Apprentice", quien también ha producido "The Voice" para NBC.

Los contribuyentes no pueden deducir los gastos comerciales reembolsados.

"Eso sería un crimen si es intencional", dijo Schuyler M. Moore, experto en impuestos del bufete de abogados Greenberg Glusker en Los Ángeles.

En cualquier caso, los tribunales han dictaminado que el peinado, incluso para alguien en un programa de televisión, es un gasto personal que no se puede deducir. (No existe una ley de limitaciones para el fraude fiscal civil. Por lo general, el Servicio de Impuestos Internos tiene tres años a partir de la fecha de presentación de impuestos para comenzar una auditoría que puede resultar en cargos criminales).

La Casa Blanca remitió las preguntas a la Organización Trump. Alan Garten, el director legal allí, no respondió a las solicitudes de comentarios.