Estados Unidos

Culpable inmigrante mexicano de matar a estudiante en Iowa

Cristhian Bahena Rivera será sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional

Associated Press / Cristhian Bahena Rivera

Associated Press

viernes, 28 mayo 2021 | 17:01

Iowa City— Un jurado declaró culpable de homicidio hoy a un trabajador del campo por el secuestro y asesinato de una estudiante de la Universidad de Iowa en 2018.

De manera unánime, los 12 jurados declararon culpable de homicidio en primer grado a Cristhian Bahena Rivera, de 26 años, por la muerte a puñaladas de Mollie Tibbetts, quien es recordada como una joven amigable de 20 años que estudiaba psicología infantil.

Bahena Rivera, quien llegó a Estados Unidos procedente de México de manera ilegal cuando era adolescente, será sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. El juez Joel Yates ordenó que Bahena Rivera, quien está detenido desde su arresto en agosto de 2018, permanezca detenido sin posibilidad de fianza en espera de una audiencia para dictar su sentencia el 15 de julio.

El veredicto se dictó al cabo de un juicio de dos semanas en el tribunal del condado Scott en Davenport, en un caso que generó indignación pública contra la inmigración ilegal y preocupación por la violencia contra las mujeres. El jurado, compuesto de nueve miembros blancos y tres de ascendencia hispana o latina, deliberó durante siete horas el jueves y viernes.

Tibbetts, quien corría en pista de atletismo y en campo traviesa en la secundaria, nunca regresó de su entrenamiento rutinario en su ciudad natal de Brooklyn, Iowa, la tarde del 18 de julio de 2018. La reportaron desaparecida al día siguiente cuando no se presentó en la guardería en la que trabajaba durante el verano.

Su desaparición en el pueblo de mil 700 habitantes de inmediato fue considerada sospechosa, y agencias locales, estatales y federales se unieron a cientos de voluntarios en una búsqueda muy publicitada.

Los investigadores afirman que resolvieron el caso casi un mes después, cuando obtuvieron un video de seguridad de una vivienda local en el que se ve, durante una fracción de segundo, una figura que parece ser Tibbetts corriendo a la distancia. En el video se ve un Chevrolet Malibu negro con espejos y manijas cromados pasando 20 segundos después, y de ida y vuelta varias veces en los siguientes 20 minutos.

Un policía vio a Bahena Rivera, quien trabajaba en una granja lechera local, conduciendo el vehículo al día siguiente. Durante un extenso interrogatorio que comenzó el 20 de agosto de 2018, Bahena Rivera dijo que condujo junto a Tibbetts mientras ella corría y dio vuelta para volverla a ver porque le pareció atractiva.

Eventualmente dijo que se acercó a Tibbetts y que forcejearon cuando ella intentó escapar y amenazó con llamar a la policía. Afirmó que después “perdió la memoria”, pero recuerda que trasladó su cuerpo en el maletero de su auto. Llevó a los investigadores la mañana del 21 de agosto a un maizal remoto en donde encontraron su cuerpo en estado avanzado de descomposición oculto bajo tallos de maíz.

Una autopsia determinó que Tibbetts murió de lesiones penetrantes ocasionadas por varias puñaladas en la cabeza, cuello y pecho. Pruebas de ADN muestran que su sangre fue hallada en el maletero del Malibu, pero los investigadores nunca encontraron el arma del asesinato.