Crece pánico en Casa Blanca por contener crisis fronteriza

Las decisiones del mandatario han alarmado a funcionarios que temen puedan perjudicar la economía y socavar la seguridad nacional de EU

El Diario de Juárez
miércoles, 10 abril 2019 | 11:29

Washington.- El 1º de abril el presidente Trump estaba dando indicios de pánico cuando el número de cruces fronterizos alcanzó sus niveles más altos en más de 10 años. Terminó por no cerrar la frontera pero volcó su ira contra su equipo de Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), publicó The Washington Post.

El mandatario obligó a la secretaria Kirtsjen Nielsen a renunciar, retiró la nominación de un funcionario de carrera para dirigir Inmigración y Aduanas (ICE) y luego nombró secretario en funciones de DHS al comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El objetivo, dijeron colaboradores de la Casa Blanca, es crear una dependencia más firme, pero varios funcionarios de la administración manifestaron en privado preocuparles que, por influencia de Stephen Miller, Trump sólo contrate incondicionales que nunca confronten a un presidente cuyas órdenes en muchas ocasionan han sido bloqueadas por juzgados federales.

El comportamiento cada vez más errático que Trump ha mostrado en el curso de los últimos 12 días —desde que el 29 de marzo amenazó por primera vez con sellar la frontera— ha alarmado a los republicanos de primer nivel, a funcionarios empresariales y a líderes extranjeros que temen que su temperamental respuesta llegue a exacerbar los problemas en la frontera, perjudicar a la economía de Estados Unidos y socavar la seguridad nacional.

En dicho lapso también se ha revelado que el Presidente que ha culpado de manera rutinaria a otras personas por las cifras inmigratorias al alza se ha dado cuenta de que los problemas son más internos. Si bien sus colaboradores han cargado con el peso de la caída y resulta poco probable que Trump se culpe a sí mismo, el Presidente se encuentra ante una crisis política existencial rumbo a su intento por reelegirse en el 2020 debido a la posibilidad de fracasar en su principal prioridad doméstica.