Estados Unidos

Construye Pentágono nueva sala secreta de audiencias en Guantánamo

Se utilizará para realizar juicios por crímenes de guerra

The New York Times

jueves, 30 diciembre 2021 | 12:22

The New York Times

Nueva York.- El Pentágono está construyendo una segunda sala de audiencias para juicios por crímenes de guerra en la Bahía de Guantánamo, que excluirá al público de la cámara, el último paso hacia el secreto en la operación de detención de casi 20 años.

La nueva sala de audiencias permitirá que dos jueces militares celebren procedimientos simultáneamente a partir de 2023.

En esas ocasiones, Khalid Shaikh Mohammed y los otros cuatro hombres acusados de planear los ataques del 11 de septiembre de 2001, tendrían audiencias en la sala existente, que tiene una galería para el público.

Los casos más pequeños se llevarían a cabo en la nueva cámara de 4 millones de dólares. A los miembros del público que buscaran ver esos procedimientos en Guantánamo se les mostraría una transmisión de video retrasada en un edificio separado.

Es el último retroceso de la transparencia en los ya secretos casos de seguridad nacional en la base, donde las agencias militares y de inteligencia han estado restringiendo lo que el público puede ver. Eso incluye prohibir la fotografía de sitios que alguna vez se mostraban de manera rutinaria a los visitantes y declarar las instalaciones penitenciarias pobladas y vacías en tiempos de guerra fuera del alcance de los periodistas.

En la actual sala del tribunal de guerra de Guantánamo, que abrió sus puertas en 2008, los miembros del público que ven los procedimientos en vivo escuchan el audio con una demora de 40 segundos, tiempo suficiente para que el juez o un oficial de seguridad silencie el sonido si sospechan que se ha producido algo clasificado.

Eso permitió a los espectadores en la galería en enero de 2013 ver la mirada perpleja de un juez del Ejército después de que la CIA cortara de forma remota las transmisiones de vídeo de los procedimientos. En otra ocasión, solo los observadores en la sala vieron a los guardias traer a un acusado que no cooperaba atado a una silla de sujeción, con un soldado detrás que llevaba su pierna protésica.

En 2018, los guardias instalaron una cama de hospital dentro de la sala del tribunal para un acusado discapacitado que no se podía ver en las transmisiones de video.

Pero la nueva sala de audiencias, en lo que se describe como una medida de ahorro de costos, no tiene tal galería. Solo las personas con una autorización secreta, como los miembros de la comunidad de inteligencia y los guardias y abogados especialmente autorizados, podrán ingresar a la nueva cámara.

close
search