Consideran demócratas postura de Casa Blanca como obstrucción de justicia

El gobierno de Trump prohibió al embajador Gordon Sondland testificar ante la Cámara Baja sobre el caso de Ucrania

The New York Times
martes, 08 octubre 2019 | 11:13
Associated Press |

Washington.- El martes la Casa Blanca le declaró la guerra a la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, interviniendo por primera vez para bloquear el testimonio de un testigo clave, al mismo tiempo que el presidente Trump señalaba que su administración trataría de negarles a los investigadores el acceso a más testigos y documentos.

La decisión de evitar que Gordon D. Sondland, embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, hablara con los investigadores de tres comités de la Cámara de Representantes fue tomada horas antes de que el embajador compareciera en Capitolio, lo que provocó un conflicto con consecuencias potencialmente agraviosas para la investigación y para el propio presidente.

Trump, mostrándose desafiante mientras los investigadores indagan más profundamente en los intentos del mandatario de presionar a Ucrania para encontrar información comprometedora de sus rivales políticos, declaró que la investigación era ilegítima, y dio señales de que planea obstruir al Congreso, un acto que podría conllevar a que se le finque un cargo de obstrucción, lo suficiente para procesarlo en un juicio político.

“Me encantaría enviar al embajador Sondland, un hombre muy bueno y un gran estadounidense, a que rinda testimonio”, según escribió Trump en Twitter el martes por la mañana, cerca de la fecha en que Sondland debía comparecer, “pero desafortunadamente estaría testificando ante una corte de canguros, donde los republicanos han sido privados de sus derechos”.

Los demócratas de la Cámara rápidamente dijeron que considerarían la postura del presidente como una obstrucción. Adam B. Schiff, demócrata de California y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que la negativa de la administración a permitir que Sondland comparezca era “una fuerte evidencia” de “obstrucción de las funciones constitucionales del Congreso, una rama igualitaria del gobierno”.

En una declaración, Schiff y los presidentes de los otros dos comités que lideran la investigación dijeron que emitirían inmediatamente una citación para solicitar el testimonio y documentos de Sondland.