Estados Unidos

Conmemoran aniversario de asalto al Capitolio

Biden y los demócratas recordaron la brutal violencia de hace un año

The New York Times

jueves, 06 enero 2022 | 22:36

The New York Times The New York Times The New York Times The New York Times The New York Times

Washington.— Este jueves, de pie en el pleno de la Cámara, la representante demócrata Pramila Jayapal de Washington, miró hacia los asientos de la galería y decidió que estaba preparada, por primera vez en un año, para regresar al lugar en donde se encontraba cuando una muchedumbre trató de irrumpir en el recinto.

Acompañada por sus colegas, encontró el asiento en el balcón en donde estuvo en la Cámara contando los votos electorales para confirmar la victoria del presidente Biden.

Este jueves, mientras el presidente Biden y los demócratas recordaron la brutal violencia y caos de hace un año, la atmósfera en el Capitolio era silenciosa y tranquila, y la presencia de la seguridad se sintió mucho más ligera que días después del motín.

Allí estuvo el senador demócrata Patrick J. Leahy de Vermont, tomando fotos mientras el staff limpiaba las huellas frenéticamente del brillante escenario negro en donde Biden pronunciaría un vigoroso discurso condenando al expresidente Donald J. Trump de “colocar una daga en el cuello de Estados Unidos”.

En el pleno del Senado y al otro lado del Capitolio, en la Cámara, los legisladores demócratas se turnaron para compartir sus recuerdos sobre el horrible día en que el Capitolio fue atacado estando ellos dentro.

Fue notoria la ausencia de los republicanos que se han rehusado a confrontar el papel que jugó su partido al inspirar el ataque con mentiras de que se robaron la elección y trataron de restarle importancia a la severidad.

Sólo dos republicanos estuvieron presentes en la Cámara para guardar un momento de silencio para conmemorar el motín en el Capitolio, la representante Liz Cheney de Wyoming y su padre, el exvicepresidente Dick Cheney.

Demócratas de alto rango, quienes consideraron a Dick Cheney como un detestable rival cuando prestó sus servicios en la administración del presidente George W. Bush, hicieron fila para saludarlo de mano y darle una calurosa bienvenida.

close
search