Estados Unidos

Condenan líderes toma del Capitolio

Los actos fueron descritos como un ataque a la democracia estadounidense

Associated Press / Invasores son enfrentados por policías

Associated Press

jueves, 07 enero 2021 | 06:00

Washington— Mandatarios de todas partes del mundo condenaron la toma de la sede del Congreso de Estados Unidos por parte de los partidarios del presidente Donald Trump ayer, y expresaron conmoción por el caos que se estaba desarrollando en una nación a la que alguna vez confiaron el liderazgo mundial.

“Escenas lamentables en el Congreso de Estados Unidos”, tuiteó el primer ministro Boris Johnson, de Gran Bretaña, una nación que ha sido su aliada incondicional durante generaciones. “Estados Unidos representa la democracia en todo el mundo y ahora es vital que haya una transición pacífica y ordenada del poder”.

Otros aliados europeos estaban igualmente horrorizados por lo que describieron como un ataque a la democracia estadounidense. Algunos criticaron directamente a Trump.

“Trump y sus partidarios deberían aceptar finalmente la decisión del electorado estadounidense y dejar de pisotear la democracia”, tuiteó Heiko Maas, ministro de Asuntos Exteriores de Alemania. “De las palabras incendiarias vienen los hechos violentos”, añadió, y puntualizó que “el desprecio por las instituciones democráticas tiene efectos desastrosos”.

“¿La belleza de la democracia?”, acompañada por un emoji encogiéndose de hombros, fue lo que tuiteó Bashir Ahmad, asistente personal del presidente de Nigeria, país en el que ha habido varios golpes de Estado desde su independencia, incluyendo uno encabezado hace décadas por el recién elegido presidente Muhammadu Buhari.

El presidente chileno Sebastián Piñera y su homólogo colombiano Iván Duque estuvieron entre los mandatarios latinoamericanos que recriminaron a los manifestantes, pero también expresaron su confianza en que la democracia estadounidense conservará su solidez.

“En este triste episodio en Estados Unidos, partidarios del fascismo mostraron su verdadero rostro: antidemocrático y agresivo”, tuiteó por su parte Luis Roberto Barroso, juez del Supremo Tribunal Federal y presidente del Tribunal Superior Electoral de Brasil. Dijo esperar que “la sociedad y las instituciones estadounidenses reaccionen con vigor a esta amenaza a la democracia”.

En el mismo tenor se expresó en Twitter el presidente argentino Alberto Fernández, que manifestó su “repudio a los graves hechos de violencia y el atropello al Congreso ocurridos hoy en Washington DC”. También manifestó su respaldo al presidente electo Joe Biden y dijo confiar en que la transición del poder será pacífica.

Venezuela, que es blanco de sanciones de Washington, consideró que los eventos en la capital estadounidense muestran que Estados Unidos “padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión”.

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha sobrevivido a los intentos de la oposición respaldada por Estados Unidos de derrocarlo, a pesar de que ha sido acusado de violaciones a los derechos humanos, agitación civil y una crisis humanitaria que ha forzado a millones de personas a huir del país.

En Puerto Rico, muchas personas recurrieron a las redes sociales y bromearon que ese territorio estadounidense ya no quería la estadidad. La independencia, señalaron, lucía atractiva por primera vez en décadas.

De hecho, una intentona independentista de la isla caribeña fue una de las últimas veces en que el Congreso estadounidense fue allanado con violencia. Cuatro miembros del Partido Nacionalista puertorriqueño abrieron fuego en la Cámara de Representantes en marzo de 1954, hiriendo a cinco legisladores.

Los italianos observaron estupefactos los sucesos, pues siempre han considerado a EU el modelo de la democracia y el país que rescató a Italia del gobierno fascista durante la Segunda Guerra Mundial.

“Este es el desenlace ampliamente anticipado del Trumpismo”, tuiteó Pierluigi Castagnetti, un político italiano retirado de centro-izquierda. “Y desafortunadamente no terminará hoy. Cuando la política es reemplazada por el engaño y el fanatismo de la gente, el desvío es inevitable”.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, quien dirige una de las legislaturas más grandes del mundo, también condenó las escenas en el Capitolio. La Unión Europea ha pasado cuatro turbulentos años lidiando con el gobierno de Trump, y sus principales funcionarios han dicho en repetidas ocasiones que esperaban una mejor relación con Biden.