PUBLICIDAD

Estados Unidos

Condenan a líder de Oath Keepers por asalto al Capitolio

Stewart Rhodes fue encontrado culpable de sedición

The New York Times

martes, 29 noviembre 2022 | 16:59

Associated Press | Un dibujo del líder del grupo Oath Keepers, Stewart Rhodes durante el juicio

PUBLICIDAD

Washington.- Stewart Rhodes, líder de la milicia de extrema derecha Oath Keepers, y uno de sus subordinados fueron condenados este martes por conspirar para cometer sedición, ya que un jurado los encontró culpables de tratar de mantener en el poder al expresidente Donald J. Trump a través de un complot que empezó con la elección del 2020 y culminó con el ataque al Capitolio por una muchedumbre.

Aunque el jurado de la Corte Federal de Distrito en Washington, también decidió que otros tres acusados en ese caso no son culpables de sedición y exoneraron a Rhodes de otros dos cargos de conspiración.

PUBLICIDAD

Los veredictos divididos, que ocurrieron después de tres días de deliberaciones, fueron una victoria para el Departamento de Justicia y es la primera vez en casi 20 juicios relacionados con el ataque al Capitolio que un jurado decidió que la violencia que surgió el 6 de enero del 2021, fue producto de una conspiración organizada.

La conspiración para cometer sedición es el cargo más serio que ha sido aplicado en cualquiera de los 900 casos penales derivados de esa vasta investigación sobre el ataque al Capitolio, una indagatoria que aún podría dar como resultado varios, si no es que cientos de arrestos adicionales.

Ese delito conlleva una pena máxima de 20 años en prisión.

Rhodes fue condenado por sedición junto con Kelly Meggs, quien era el encargado de un grupo de Oath Keepers en Florida, al momento del ataque al Capitolio.

Los otros tres acusados de este caso --- Kenneth Harrelson, Jessica Watkins y Thomas Caldwell --- fueron encontrados no culpables de sedición.

Rhodes fue exonerado de otros dos cargos por conspiración: uno en donde se le acusaba de planear un complot para evitar la certificación de la elección que se efectuó el 6 de enero y la otra de planear la manera de impedir que los miembros del Congreso dejaran de cumplir con su deber ese día.

El juicio por sedición contra los Oath Keepers empezó la primera semana de octubre en una Corte Federal de Distrito en Washington, cuando Jeffrey S. Nestler, uno de los principales fiscales del caso, le comentó al jurado en su declaración inicial que semanas después de que Joseph R. Biden ganara la elección, Rhodes y sus subordinados “planearon una rebelión armada para destrozar los cimientos de la democracia estadounidense, que es la transferencia pacífica del poder presidencial”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search