PUBLICIDAD

Estados Unidos

Comunidades marcadas por tiroteos en EU ven avance en acuerdo sobre armas

El proyecto bipartidista genera esperanza, pero también frustración ya estadounidenses consideran que se podría hacer mucho más

The New York Times

lunes, 13 junio 2022 | 11:59

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.- Los estadounidenses en comunidades donde la violencia armada ha cambiado sus vidas para siempre reaccionaron al acuerdo bipartidista al que llegaron los negociadores del Senado este domingo con un destello de esperanza, pero más que un matiz de frustración.

Cualquier acuerdo es mejor que ningún acuerdo, indicaron muchos, pero se podría hacer mucho más.

PUBLICIDAD

Si se aprueba en el Senado y la Cámara, el acuerdo sería la primera legislación importante sobre seguridad de armas aprobada por el Congreso en años. Incluye una modesta expansión de las verificaciones de antecedentes para los compradores de armas menores de 21 años y financiamiento para que los estados promulguen las llamadas leyes de bandera roja, que permiten a las autoridades confiscar temporalmente las armas de aquellos que se consideran peligrosos. También incluye fondos para programas de salud mental y mayor seguridad escolar.

Aun así, para muchos estadounidenses en lugares como Buffalo; Orlando, Florida; y Uvalde, Texas, que han visto el costo irrevocable de los tiroteos masivos, el acuerdo propuesto no es suficiente.

A Leonard Sandoval, cuyo nieto de 10 años, Xavier James López, murió en la primaria Robb en Uvalde, le gustaría que se prohibieran las armas semiautomáticas.

También le gustaría ver más entrenamiento de tiradores masivos a nivel nacional para evitar otra respuesta policial desastrosa como lo que parece haber sucedido en Uvalde. “Si hubieran entrenado mejor a esos oficiales y les hubieran dado mejor equipo, tal vez no hubieran muerto tantos niños”, dijo.

Mónica Muñoz Martínez, historiadora y becaria reciente de MacArthur, vive en Austin, Texas, pero es de Uvalde y mantiene estrechos vínculos con esa comunidad. Después de ver a las familias de Uvalde testificar ante el Congreso recientemente, dijo que el acuerdo fue decepcionante.

“Esta legislación propuesta no restaura una sensación de seguridad en Texas”, dijo. “Es difícil celebrar una legislación que está tan por debajo de lo que pidieron las familias de Uvalde y Buffalo”.

Pero para algunos grupos cívicos, incluso los movimientos menores de control de armas en las verificaciones de antecedentes son pasos en la dirección correcta.

“Creo que tomamos lo que podemos obtener en este momento, considerando que es mucho más de lo que pensamos que íbamos a obtener”, dijo Rodolfo Rosales, director estatal de la rama de Texas de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos.

“Pero no se equivoquen”, dijo, “todavía necesitamos mucho más control de armas”. Agregó que “no va a devolverles la vida a esos bebés, pero es un comienzo”.

El arzobispo Gustavo García-Siller de San Antonio, quien oró con las familias de las víctimas y presionó para endurecer las leyes de armas poco después del tiroteo, dijo en un comunicado que el acuerdo era alentador.

“El marco, como se ha descrito, debe recibir un amplio apoyo de los funcionarios electos y del público”, dijo, y agregó que “se debe buscar todo lo que pueda promover la paz entre nosotros”. También elogió al senador republicano John Cornyn de Texas por trabajar con los demócratas y dijo que compromisos como este pueden ayudar a unificar el país.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search