Estados Unidos

Casi todos los neoyorquinos conocen a algun infectado con Covid-19

El creciente número de casos y muertes por coronavirus ha afectado a los círculos familiares y sociales en toda la ciudad

Associated Press

The New York Times

jueves, 02 abril 2020 | 08:47

Nueva York.- Un jubilado de la Ciudad de Nueva York contó su número de infectados: una exesposa enferma, una hija enferma y tres viejos amigos muertos. En Queens, una joven poeta se enteró de que los padres de un amigo están en el hospital, uno con respirador artificial.

Los neoyorquinos han visto con miedo e impotencia cómo el coronavirus, con una velocidad vertiginosa y ferocidad, realmente se apoderó de la ciudad en los últimos días. Con casi 1 mil 400 muertos, muchos ya han perdido a alguien en su círculo: un compañero de trabajo, un viejo amigo de la escuela, padre de un compañero de clase, el párroco, el vecino mayor de arriba, una madre, un padre.

Casi todos ahora conocen a alguien que está enfermo.

La historia se cuenta en los números: hasta el miércoles había 47 mil 349 casos confirmados de infecciones por coronavirus en la ciudad de Nueva York. Pero la realidad de su alcance es mucho peor: un estudio de casos en China sugirió que las personas que resultaron positivas podrían ser 10 veces más, lo que haría que el número real en la ciudad se acerque al medio millón. Y se cree que el pico aún está a semanas de distancia.

Es como si el enemigo microscópico, una vez una molestia abstracta para muchos, algo sucediendo en otro lugar, pareciera estar acercándose, anunciando su llegada con el sonido constante de la sirena de ambulancia.

Si se puede pensar que la pandemia se desarrolla en semanas (la semana en que cerraron los restaurantes, la semana en que las escuelas cerraron, las tiendas cerraron), ésta ha sido la semana en que se sintió su verdadero control en toda la ciudad.

"Es el gran igualador", dijo el gobernador Andrew M. Cuomo. "No me importa lo inteligente, lo rico, lo poderoso que creas que eres. No me importa cuán joven seas". Para muchos, las reglas cambiaron repentinamente esta semana.