Carece Trump de una estratégica fronteriza bien definida

El mandatario busca soluciones rápidas ante la crisis migratoria

El Diario de Juárez
domingo, 07 abril 2019 | 11:09

Washington.- La migración no autorizada ha subido a sus niveles más altos en 10 años, dejando al presidente Trump en busca de soluciones rápidas y a su administración con tensiones internas sobre la forma de abordar un problema que el mandatario prometió resolver, publicó The Washington Post.

Pero la indecisión pública que el presidente mostró en el curso de la última semana —amenazando en tuit con cerrar la frontera con México antes de dar marcha atrás seis días después— relevó una administración que está intentando responder a un reto humanitario sin estrategia bien definida y con considerables escisiones en el interior del equipo de Trump.

El viernes se dio un indicio de la discordia cuando la Casa Blanca retiró la nominación de un veterano funcionario federal de inmigración, Ronald Vitiello, para dirigir Inmigración y Aduanas a raíz que Trump fue persuadido por un asesor de la Casa Blanca, Stephen Miller, de acuerdo con funcionarios familiarizados con el tema.

Para sus críticos, los sucesos son muestra de los fracasos de un presidente cuyas políticas han exacerbado el alto flujo migratorio, pues ha adoptado modelos obsoletos de línea dura diseñados hace más de 10 años a fin de impedir que se internaran al país los hombres mexicanos en busca de empleo. Dichos métodos, entre ellos el muro fronterizo, resultan básicamente ineficientes para bloquear a las familias en busca de asilo que forman la reciente ola inmigratoria, dijeron expertos en inmigración.

“Sus instintos de asumir posturas de línea dura y palabras fuertes no ha tenido el impacto que él había esperado”, dijo la exfuncionaria del Departamento de Seguridad Interna Theresa C. Brown refiriéndose a Trump, “y ahora está proponiendo cosas de mayor rigor que nos afectarán mucho más a nosotros que a nadie más”.