Estados Unidos

Campañas de desinformación atacan a republicanos que critican a Trump

Así es como los aliados del presidente responden cuando un republicano da señales de querer romper filas con el partido

El Diario de Juárez

jueves, 03 octubre 2019 | 14:01

Washington.- Los círculos conservadores de la radio y los sitios web de extrema derecha, obsesionados con las teorías conspiratorias, esperan que el senador Mitt Romney ofrezca alguna explicación en respuesta a los vínculos que mantiene con la compañía de gas ucraniana que colocó al hijo de Joe Biden en su junta directiva y dar cuenta de las conversaciones con la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre el apoyo republicano para destituir al presidente Donald Trump.

En realidad, ninguna afirmación es cierta. No existen vínculos significativos entre Romney y Burisma, y él no tuvo ninguna conversación con Pelosi, según The Washington Post.

La avalancha de ataques infundados e insinuaciones engañosas que azota a Romney, la cual se desató después de que el senador de Utah se convirtiera en uno de los pocos republicanos que han expresado su preocupación por las interacciones de Trump con el presidente ucraniano, sirve como un ejemplo de los ataques virales que probablemente se desatarán contra aquellos legisladores que se atrevan a desafiar a su presidente durante un enfrentamiento en torno a un juicio político, mismo que Trump ha denunciado como un “golpe de estado”.

La acción de cerrar filas en torno a la destitución, presionando particularmente a los republicanos para que se mantengan al margen de Trump, se ha convertido rápidamente en la misión principal de un escuadrón de personalidades de televisión, locutores de radio, blogs conservadores, grupos marginales de Facebook y cuentas de Twitter que unen sus voces para formar una cosmovisión alternativa, basada en la hostilidad hacia los principales medios de comunicación y capaces de moldear la información consumida por los votantes republicanos centrales.

“Es algo tribal, y hay miembros sectarios del culto a Trump dentro del Partido Republicano que constantemente intentarán fabricar cualquier cosa contra los críticos del presidente”, dijo Mike Murphy, un estratega republicano y crítico de Trump que ha trabajado para Romney y el difunto senador John McCain de Arizona. “El lugar más fácil para fabricar y difundir este tipo de cosas es en internet”.

Un asistente republicano del Congreso que habló bajo condición de anonimato para describir la dinámica dentro del partido dijo: “Este tipo de tácticas tratan de una sola cosa: asustar a los republicanos para que no se salgan de la línea del partido”.

El episodio de Romney ofrece un estudio de caso sobre cómo los aliados de Trump responden cuando un republicano da señales de querer romper filas.