Estados Unidos

Cambios de inmigración de Trump afectarán a California mucho después de su partida

Más de 400 acciones ejecutivas para restringir la inmigración han tenido un impacto enorme en el 'estado dorado'

Los Angeles Times

Agencias

jueves, 15 octubre 2020 | 09:52

Era un lunes por la mañana en Washington, a menos de tres semanas de las elecciones presidenciales de noviembre, y con el primer día de audiencias en el Senado para su elección en la Corte Suprema y más de 210 mil estadounidenses que habían muerto a causa del COVID-19, cuando el presidente Trump tuiteó:

“California se está yendo al infierno. ¡Voten por Trump!"

Durante casi cuatro años, California ha estado entre los sacos de boxeo favoritos de Trump, en gran parte debido a los enfrentamientos sobre su promesa central de campaña de 2016: restringir la inmigración, publicó Los Angeles Times.

Es una promesa que cumplió en formas que se sentirán en el estado mucho después de que termine su mandato.

Las más de 400 acciones ejecutivas de Trump para restringir la inmigración han tenido un impacto enorme en el Estado Dorado.

Se ha dirigido a la industria tecnológica con sede en Silicon Valley exprimiendo mano de obra extranjera altamente calificada, y ha restringido la inmigración basada en la reunificación familiar, incluso cuando ha separado a miles de familias migrantes en la frontera.

Ha intentado derogar las protecciones federales para los "Dreamers", jóvenes inmigrantes que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños, y ha eludido el rechazo de sus planes por parte de la Corte Suprema. California tiene más residentes cubiertos por esas protecciones, conocidas como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA, que cualquier otro estado. También ha puesto fin al Estatus de Protección Temporal para los refugiados de El Salvador y otros países centroamericanos, un número desproporcionado de los cuales viven en el estado.

Y su administración ha disuadido a miles de otros estudiantes, refugiados, solicitantes de asilo, trabajadores y empresarios, muchos de ellos se dirigieron a California, de venir a los Estados Unidos, más recientemente, utilizando la pandemia de COVID-19 como una justificación para cerrar en gran medida las fronteras de la nación.

El exvicepresidente Joe Biden se ha comprometido a cambiar el rumbo si derrota a Trump en las elecciones de este año. Pero el demócrata ha adoptado posiciones específicas solo en algunos asuntos de inmigración, al tiempo que se comprometió a trabajar con el Congreso para encontrar soluciones no especificadas a otras que, en algunos casos, han desafiado el compromiso legislativo durante décadas.

Incluso si una administración de Biden encontrara soluciones, heredaría un sistema de inmigración que ha sido golpeado durante el mandato de Trump y que enfrenta una creciente acumulación de casos. Y algunos de los efectos de las políticas de Trump serían difíciles de borrar.