Estados Unidos

Buscan gobernadores y distritos escolares de EU prevenir nuevas infecciones

El brote del virus en Estados Unidos, ha aumentado en 41 estados en las últimas dos semanas

The New York Times

The New York Times

jueves, 16 julio 2020 | 08:19

Estados Unidos informó ayer su segundo mayor número de casos nuevos en un solo día, y los gobernadores y alcaldes estaban luchando para emitir nuevas órdenes de cubrebocas y limitar el tamaño de las reuniones.

Varios distritos escolares grandes también dijeron que abrirían el año académico con clases en línea, evitando la presión del presidente Trump y su administración para que los estudiantes regresen a las aulas lo más rápido posible.

Las nuevas restricciones reflejan una dolorosa realidad de que el brote de Estados Unidos, que ha aumentado en 41 estados en las últimas dos semanas, puede empeorar en las próximas semanas y meses.

El recuento del miércoles de más de 67 mil 300 nuevas infecciones fue de unos mil casos menos que el récord establecido a finales de la semana pasada, según una base de datos del New York Times, ya que el número total de casos del país superó los 3.5 millones.

El gobernador Kevin Stitt, de Oklahoma, se convirtió en el primer líder estatal en Estados Unidos que se sabe que está infectado. Ha sido fotografiado en público sin usar cubrebocas, incluso en un mitin bajo techo que Trump celebró en Tulsa el mes pasado.

En Alabama, la gobernadora Kay Ivey, republicana, emitió una orden ayer que exige que las personas usen cubrebocas en público, en un día en que su estado reportó 47 muertes, su récord de un solo día. El gobernador Steve Bullock, de Montana y demócrata, dijo que también estaba emitiendo una orden de usar cubrebocas.

El gobernador Brian Kemp, de Georgia, un republicano, específicamente prohibió a los funcionarios locales exigir a las personas que se cubran la cara en público, pero también extendió por dos semanas una orden ejecutiva que limita el tamaño de las reuniones públicas a 50.

Las escuelas, en particular, están en el centro de los esfuerzos para evitar que crezca la carga de casos en todo el país. El miércoles, los distritos escolares de Houston y San Francisco anunciaron planes para comenzar el año con educación a distancia, con planes tentativos para reanudar las clases en persona más adelante.

Y en Kansas, la gobernadora Laura Kelly, demócrata, anunció que retrasaría la apertura de las escuelas hasta después del Día del Trabajo, diciendo que las escuelas necesitaban tiempo para obtener cubrebocas, termómetros, desinfectantes para manos y otros suministros.