PUBLICIDAD

Estados Unidos

Busca Biden entablar diálogo nuclear con China

Sus asistentes están preocupados de que esté comenzando una nueva carrera armamentista

The New York Times

domingo, 28 noviembre 2021 | 22:01

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— Estados Unidos no tiene una línea directa nuclear para Beijing. Los dos países nunca han tenido una conversación seria sobre las defensas antimisiles estadounidenses en el Pacífico, o los experimentos de China para cegar a los satélites estadounidenses en tiempos de conflicto.

Y los funcionarios chinos han rechazado sistemáticamente la idea de entablar conversaciones sobre control de armas, cerrando tales sugerencias al señalar, con precisión, que Estados Unidos y Rusia han desplegado cada uno cinco veces más ojivas nucleares de las que posee Beijing.

PUBLICIDAD

El presidente Biden busca cambiar todo eso.

Por primera vez, Estados Unidos está tratando de empujar al liderazgo de China a una conversación sobre su capacidad nuclear. Los funcionarios estadounidenses, al describir la estrategia estadounidense, dicen que Biden y sus principales asistentes planean moverse lentamente, enfocando las conversaciones primero en evitar conflictos accidentales, luego en la estrategia nuclear de cada nación y la inestabilidad relacionada que podría provenir de ataques en el ciberespacio y el espacio exterior.

Finalmente, tal vez dentro de unos años, las dos naciones podrían comenzar a discutir el control de armas, tal vez un tratado o algo políticamente menos complejo, como un acuerdo sobre normas comunes de comportamiento.

En Washington, el tema ha adquirido más urgencia de lo que los funcionarios reconocen públicamente, según funcionarios involucrados. Los asistentes de Biden están motivados por la preocupación de que una nueva carrera armamentista se esté calentando por las armas hipersónicas, las armas espaciales y las armas cibernéticas, todo lo cual podría desencadenar una costosa y desestabilizadora espiral de movimientos y contraataques. El temor es que un ataque que cegó los satélites espaciales o los sistemas de comando y control podría escalar rápidamente, de formas que no eran imaginables en las competencias nucleares de la Guerra Fría. Las capacidades de China también podrían representar una amenaza para las esperanzas del presidente Biden de reducir el papel de las armas nucleares en las defensas estadounidenses.

De alguna manera, Washington se centra en el progreso de la capacidad nuclear de China de una manera que no lo ha estado desde que Mao probó un arma por primera vez en 1964.

En su cumbre virtual a principios de este mes con Xi Jinping, el presidente de China, quien claramente ha tratado de presentarse como un líder que define una época junto a Mao, Biden planteó lo que la Casa Blanca ha llamado eufemísticamente "conversaciones de estabilidad estratégica".

En entrevistas, los asistentes de Biden han dicho que el esfuerzo es un primer paso tentativo hacia una agenda mucho más amplia, similar a las conversaciones iniciales sobre armas nucleares que Rusia y Estados Unidos sostuvieron en la década de 1950. El objetivo inicial, insisten, es simplemente evitar la falta de comunicación y la guerra accidental, incluso si nunca llega al nivel de una amenaza nuclear.

"Verá en múltiples niveles una intensificación del compromiso para garantizar que haya barreras en torno a esta competencia", dijo Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Biden, el día después de la cumbre virtual.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search