Estados Unidos

Aumentan casos de contagios entre la comunidad hispana en EU

Estudio muestra que los hispanos representan el 34 por ciento de los infectados por coronavirus en todo el país

Associated Press / Trabajadores de un manzanar del Yakima County se acomodan el equipo protectos al iniciar sus faenas

The New York Times

viernes, 26 junio 2020 | 12:29

Dinuba, California— Cuando el coronavirus se propagó por primera vez a los campos y las fábricas de procesamiento de alimentos del Valle Central de California, el jefe de Graciela Ramírez anunció que los trabajadores de línea que temen la infección podrían quedarse en sus hogares sin paga.

Como operadora de máquinas en Ruiz Foods, el mayor fabricante de burritos congelados del país, la señora Ramírez se quedó en el trabajo para asegurarse de no perder su salario de 750 dólares por semana.

"Tengo necesidades", dijo Ramírez, de 40 años y madre de cuatro hijos. "Mi comida, mi renta, mis cuentas".

Pronto sus compañeros de trabajo comenzaron a enfermarse, y cuando la señora Ramírez se congestionó y se fatigó y no podía oler la diferencia entre el arroz en su estufa y la sopa de fideo en su plato de sopa, su prueba también resultó positiva.

Fue una variación de lo que se ha convertido en un tema demográfico sombrío, y no solo en California. Las infecciones entre los hispanos han superado con creces al resto de la nación, un testimonio de la composición de la fuerza laboral esencial de la nación a medida que la epidemia estadounidense ha aumentado una vez más en las últimas semanas.

Los hispanos en Estados Unidos no son un monolito cultural, y todavía no hay evidencia de que ningún grupo étnico sea inherentemente más vulnerable al virus que otros. Pero en las últimas dos semanas, los condados de todo el país donde al menos una cuarta parte de la población es hispana han registrado un aumento del 32 por ciento en nuevos casos, en comparación con un aumento del 15 por ciento para todos los demás condados, según un análisis del New York Times.

El análisis confirma los recuentos nacionales del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, que muestran que los hispanos representan el 34 por ciento de los casos en todo el país, una proporción mucho mayor que el 18 por ciento del grupo de la población.

También subraya un cambio desde el inicio del brote, especialmente en áreas fuera de las ciudades, como el condado de Tulare, California, que inicialmente había evitado en gran medida los picos de infección observadas en Nueva York, Nueva Orleans, Chicago y otras áreas metropolitanas importantes.

La disparidad es particularmente marcada en estados muy poblados como California, Florida y Texas. Pero también ha surgido en otros lugares. En Carolina del Norte, los hispanos representan el 10 por ciento de la población, pero el 46 por ciento de las infecciones. En Wisconsin, son el 7 por ciento de la población y el 33 por ciento de los casos. En el condado de Yakima, Washington, el sitio del peor brote del estado, la mitad de los residentes son hispanos. En el condado de Santa Cruz, que tiene la tasa más alta de casos en Arizona, la proporción hispana de la población es del 84 por ciento.

Los datos detallados de coronavirus desglosados por origen étnico son incompletos en muchos lugares, lo que dificulta saber por qué los hispanos han sido infectados a tasas más altas. Los condados con una alta proporción de hispanos también tienden a tener atributos que han hecho que las comunidades sean vulnerables al aumento reciente: hogares hacinados, poblaciones más jóvenes y un clima más cálido que empuja a las personas al interior.

Pero el aumento inexorable desde Semana Santa en infecciones entre hispanos, tanto aquí como en los países de Latinoamérica, ha alarmado a los funcionarios de salud y las organizaciones hispanas, que piden pruebas más específicas, una recopilación de datos más completa y mejores protecciones en el lugar de trabajo a medida que la economía se reabre.