Estados Unidos

Aumenta número de niños muertos por armas de fuego en EU

En algunos casos los pequeños descubren armas ocultas en sus casas y adolescentes obtienen pistolas imposibles de rastrear o las llevan a la escuela para protegerse

The New York Times

miércoles, 05 enero 2022 | 17:04

The New York Times

Nueva York.- Kendall Munson estaba tan preocupada por la violencia con armas de fuego en su vecindario, en el lado sur de Chicago, que envió a sus hijos a vivir con sus abuelos en las afueras de Atlanta. Pero la muerte los encontró de todos modos.

El 9 de diciembre, su hijo de 11 años, amante del futbol, Elyjah, y algunos amigos, se dirigían a una gasolinera para tomar un refrigerio después de la escuela cuando uno de los mejores amigos de Elyjah, un niño de 12 años, sacó una pistola de una mochila y le disparó a Elyjah en la cabeza.

Fue la segunda vez el año pasado que la familia se vio sacudida por la violencia con armas de fuego. Dos semanas antes de que mataran a Elyjah, su primo de 5 años, Khalis Eberhart, recibió un disparo mortal después de que un primo de 3 años encontrara una pistola debajo de un cojín del sofá.

“Es fácil conseguir un arma. Es fácil para nuestros hijos conseguir una”, dijo la madre de Elyjah, la señora Munson, quien cree que la muerte de su hijo no fue intencional. "Cuando eres un niño jugando frívolamente con algo que crees que es un juguete, esto es lo que sucede".

El número de niños y adolescentes muertos por disparos de arma de fuego ha aumentado drásticamente durante la pandemia de coronavirus. Los investigadores describen el aumento como una consecuencia fatal del aumento de las tasas de homicidios en todo el país, los traumas no tratados de Covid-19 y un aumento de la compra de armas por miedo a la pandemia que está poniendo a más niños en contacto cercano con las armas, tanto como víctimas como quienes las empuñan.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que la tasa de muertes por armas de fuego de niños menores de 14 años aumentó aproximadamente un 50 por ciento desde fines de 2019 hasta fines de 2020.

Y parece que el número de víctimas empeoró el año pasado. Más de 1 mil 500 niños y adolescentes menores de 18 años murieron en homicidios y tiroteos accidentales el año pasado, en comparación con alrededor de 1 mil 380 en 2020, según Gun Violence Archive, una base de datos de origen público que rastrea las muertes por armas de fuego en tiempo real antes de los conteos oficiales del gobierno.

Los niños pequeños están descubriendo armas debajo de pilas de ropa y entre los cojines del sofá. Los adolescentes están obteniendo armas fantasmas imposibles de rastrear hechas con kits en línea. Los estudiantes de secundaria llevan armas de fuego para protegerse de posibles pistoleros.

Si bien los niños mueren a causa de los disparos a tasas mucho más bajas que los adultos, el aumento de vidas jóvenes interrumpido ha despertado las alarmas entre los oficiales de policía y las familias de todo el país.

close
search