Audiencia de juicio contra Trump divide al Congreso

Republicanos desestimaron los testimonios del miércoles, mientras que los demócratas dijeron que apenas estaban comenzando

The New York Times
jueves, 14 noviembre 2019 | 10:28
The New York Times |

Washington.- Después de horas de testimonio en la primera audiencia de juicio político en décadas, William B. Taylor Jr. el miércoles por la tarde finalmente llegó al meollo del asunto que dividió al Congreso sobre la conducta del presidente Trump.

“Retener la ayuda de seguridad destinada a un país que está luchando contra la agresión de Rusia sin una buena razón política, sin una buena razón sustantiva, ninguna buena razón de seguridad nacional, está mal”, dijo Taylor, el embajador interino en Ucrania.

Quizás fue incorrecto, pero ¿fue lo suficientemente incorrecto para justificar la destitución de un presidente electo? Y más al punto, ¿es suficiente para persuadir a los republicanos —quienes hasta insisten en seguir apoyando a Trump— a que cambien de opinión sobre el mandatario y que acepten que retuvo la ayuda militar a Ucrania con el fin de presionar al gobierno ucraniano a que abriera investigaciones en torno a un rival político? Por ahora, la respuesta parece ser no.

“Todo comienza a desmoronarse cuando se empieza a hacer un rastreo sobre quién realmente sabía qué y cuándo”, dijo el representante Mark Meadows, republicano de Carolina del Norte y uno de los más feroces defensores del presidente. Su sentimiento fue emblemático de la visión republicana.

A pesar de que no hubo señales de grietas en el muro republicano, la opinión en el Capitolio fue que los demócratas realizaron una gran actuación en su primera audiencia de juicio público, mucho más efectiva que su interrogatorio en julio de Robert S. Mueller III, el fiscal especial que investigó la interferencia rusa. Esa sesión —con un testigo renuente que parecía decidido a evitar cualquier representación dramática de sus condenatorios hallazgos— se consideró en gran medida un fracaso. Y llevó a los demócratas a casi abandonar por completo el discurso de la destitución hasta que surgió un denunciante acusando a Trump de haber abusado de su poder para presionar a Ucrania a que le ayudara a desprestigiar al ex vicepresidente Joseph R. Biden Jr. y a su hijo, Hunter.