PUBLICIDAD

Estados Unidos

Asignan fiscal especial en caso de archivos de Biden

Promete trabajar rápida y exhaustivamente, ‘sin miedo ni favoritismo’ en la investigación

Associated Press

viernes, 13 enero 2023 | 06:00

Associated Press | El secretario de Justicia, Merrick Garland, en el Departamento de Justicia de EU

PUBLICIDAD

Washington.– El secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick Garland, nombró ayer jueves a un fiscal independiente para que investigue el hallazgo de documentos clasificados en la vivienda del presidente Joe Biden en Delaware y en una de sus oficinas en Washington.

Horas antes, Biden reconoció que un documento con marca de “secreto” de su época como vicepresidente fue encontrado en su “biblioteca personal” en su casa en Wilmington, Delaware, junto con otros documentos encontrados en su garaje. Hace tres días, se reveló que también se encontraron archivos confidenciales en donde antes era el despacho de Biden en Washington.

PUBLICIDAD

Garland dijo que los abogados del presidente informaron al Departamento de Justicia el jueves por la mañana sobre el descubrimiento de un documento clasificado en su casa.

Robert Hur, un exfiscal federal designado por el expresidente Donald Trump en Maryland, dirigirá la investigación y reemplazará al principal fiscal del Departamento de Justicia en Chicago, John Lausch, a quien el departamento había designado originalmente para investigar el asunto. Hur comenzará su trabajo pronto.

“Las circunstancias extraordinarias aquí requieren el nombramiento de un abogado especial para este asunto”, dijo Garland, y agregó que Hur está autorizado a investigar si alguna persona o entidad violó la ley.

Por su parte, Hur prometió trabajar rápida y exhaustivamente, “sin miedo ni favoritismo”. “Lideraré la investigación asignada con criterio justo, imparcial y desinteresado”, declaró Hur en un comunicado después de su nombramiento. “Es mi intención investigar los hechos rápida y exhaustivamente, sin miedo ni favoritismo, y honraré la confianza depositada en mí para prestar este servicio”.

El nombramiento de otro fiscal especial para investigar el manejo de documentos confidenciales es un giro notable de los acontecimientos, legal y políticamente, para un Departamento de Justicia (DOJ) que ha pasado meses investigando por qué Trump tenía en su mansión en Florida más de 300 archivos marcados como secretos.

El presidente dijo a los periodistas en la Casa Blanca que está “cooperando total y completamente” con una investigación del DOJ sobre cómo se almacena la información clasificada y los documentos gubernamentales. No dijo cuándo se encontró la última serie de archivos, sólo que su equipo legal terminó de revisar los posibles lugares de almacenamiento el miércoles por la noche. Los abogados encontraron el primer conjunto el 2 de noviembre, días antes de las elecciones intermedias, pero esto se supo hace apenas tres días.

Richard Sauber, asesor especial del mandatario, dijo que después de que el equipo legal de Biden encontró los documentos iniciales, examinaron otros lugares donde pudieran haber sido enviados otros papales después de que Biden dejó la vicepresidencia en 2017.

El asesor comentó que se encontró una “pequeña cantidad” de documentos con marcas clasificadas en un espacio de almacenamiento en el garaje de Biden en Wilmington y en otro sitio. El presidente reveló después que el otro sitio era su biblioteca personal.

Sauber y Biden dijeron cada uno por su lado que el DOJ fue “notificado inmediatamente” después de que se localizaron los documentos y que los abogados del departamento tomaron la custodia de los registros. El primer lote ya fue entregado a la Administración Nacional de Archivos y Registros.

Independientemente de la revisión del Departamento de Justicia, la revelación de que Biden posiblemente manejó mal documentos clasificados o presidenciales será un dolor de cabeza político para Biden, quien ha calificado de “irresponsable” al anterior mandatario Donald Trump por mantener cientos de documentos clasificados en su club privado en Florida.

A principios de esta semana, la Casa Blanca confirmó que el DOJ estaba revisando “una pequeña cantidad de documentos con marcas clasificadas” que se encontraron en donde era la oficina de Biden en Washington. Los abogados de Biden descubrieron el material en las oficinas del Centro Penn Biden y luego llamaron de inmediato a los Archivos Nacionales sobre el descubrimiento, dijo la Casa Blanca. Biden tuvo una oficina allí desde que dejó la vicepresidencia en 2017 hasta poco antes de lanzar su campaña presidencial en 2019.

El principal republicano en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha solicitado que las agencias de inteligencia realicen una “evaluación de daños” de documentos potencialmente clasificados. 

El representante de Ohio, Mike Turner, también solicitó el jueves sesiones informativas del fiscal general Merrick Garland y la directora de inteligencia nacional, Avril Haines, sobre tema antes del 26 de enero.

“La presencia de información clasificada en estos lugares separados podría implicar al presidente en el mal manejo, posible uso indebido y exposición de información clasificada”, escribió Turner a los funcionarios.

La revelación también puede complicar la consideración del Departamento de Justicia de presentar cargos contra Trump. El republicano está tratando de recuperar la Casa Blanca en 2024 y afirma que la investigación del departamento sobre su conducta equivalía a “corrupción”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search