Así usó Jeffrey Epstein a multimillonario que está detrás de riqueza y mujeres de Victoria’s Secret

Les Wexner le otorgó un gran poder sobre sus finanzas, causas filantrópicas y vida privada

The New York Times
jueves, 25 julio 2019 | 20:40
|

Nueva York— En mayo de 1997, Alicia Arden, una modelo de California, fue presentada a un hombre que se identificó a sí mismo como el buscador de talentos de Victoria’s Secret. La invitó a la habitación de su hotel en Santa Mónica para hacerle una audición para el catálogo de la marca.  Cuando llegó, el hombre la sujetó, trató de desvestirla y quiso maltratarla.
Arden, quien en ese entonces tenía 27 años, huyó llorando.  Ese tipo de crisis no debió haber sorprendido a los dirigentes de L Brands, la empresa matriz de Victoria’s Secret.
A mediados de los años 1990, dos ejecutivos de alto rango descubrieron que el mismo hombre, quien era un cercano asesor del director de la empresa, Leslie H. Wexner, estuvo tratando de hacerse pasar por el reclutador de modelos de Victoria’s Secret.
No se sabe qué medidas tomó Wexner.  Sin embargo, el hombre, Jeffrey E. Epstein, un financiero de Nueva York, desarrolló un inusual y fuerte vínculo con Wexner, uno de los titanes corporativos más influyentes del país.
Después de unos años de conocer a Epstein, Wexner le otorgó un gran poder sobre sus finanzas, causas filantrópicas y vida privada.
Wexner lo autorizó a pedir prestado dinero en su representación,  firmar sus declaraciones fiscales, contratar personal y hacer algunas adquisiciones.  Al paso de los años, Epstein obtuvo una mansión en Nueva York, un avión privado y una propiedad de lujo en Ohio --- valuada actualmente en 100 millones de dólares --- que anteriormente fue propiedad de Wexner o sus empresas.
Esto es un misterio que ha tomado nueva importancia semanas después de que la fiscalía federal de Nueva York acusó a Epstein de 66 años de tráfico sexual relacionado con niñas de 14 años.