PUBLICIDAD

Estados Unidos

Asesor de Pence advirtió riesgo a su seguridad antes de ataque al Capitolio

Jefe de gabinete denunció al Servicio Secreto que el presidente Trump planeaba volverse públicamente en contra del vicepresidente un día antes de la insurrección

The New York Times

viernes, 03 junio 2022 | 12:48

The New York Times

PUBLICIDAD

Washington.- El día antes de que una turba de partidarios del presidente Donald J. Trump irrumpiera en el Capitolio el 6 de enero de 2021, el jefe de gabinete del vicepresidente Mike Pence llamó al principal agente del Servicio Secreto a su oficina en el ala oeste.

El jefe de gabinete, Marc Short, tenía un mensaje para el agente, Tim Giebels: el presidente iba a volverse públicamente en contra del vicepresidente, y podría haber un riesgo de seguridad para Pence debido a eso.

PUBLICIDAD

La clara advertencia, la única vez que Short señaló un problema de seguridad durante su mandato como asesor principal de Pence, se descubrió recientemente durante la investigación de este reportero para un libro próximo a publicarse, “Confidence Man: The Making of Donald Trump and the Breaking of América”, que se publicará en octubre.

Short no sabía qué forma podría tomar tal riesgo de seguridad, según personas familiarizadas con los eventos. Pero después de días de intensificar la presión de Trump sobre Pence para que diera el paso extraordinario de intervenir en la certificación del conteo del Colegio Electoral para evitar la derrota de Trump, Short parecía tener buenas razones para preocuparse. La negativa del vicepresidente estaba provocando una brecha abierta y amarga entre los dos hombres en un momento en que el presidente avivaba la furia de sus seguidores que llegaban a Washington.

La advertencia de Short, de la que no se informó anteriormente, reflejó la notable tensión en el ala oeste mientras Trump y un grupo de aliados, con el reloj a punto de agotarse, buscaban desesperadamente una forma de anular las elecciones. Trump se inquietó a medida que se cerraron sus opciones, y quedó claro que estaba fallando en su último esfuerzo por presionar a su vicepresidente, que antes era obediente, a rechazar unilateralmente los resultados de la votación en estados clave.

La advertencia también muestra la preocupación en los niveles más altos del gobierno sobre el peligro de que las acciones y palabras anticipadas de Trump puedan conducir a la violencia el 6 de enero.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search