Estados Unidos

Arrestan a excolaborador de Trump por asalto a Capitolio

Federico Klein, exasistente de nivel medio en el Departamento de Estado, fue visto en videos resistiéndose ante oficiales y agrediéndolos

Associated Press

The New York Times

viernes, 05 marzo 2021 | 11:39

Washington— Un exasistente del Departamento de Estado del presidente Donald Trump fue arrestado por cargos relacionados con el ataque del 6 de enero al Capitolio, incluyendo entrada ilegal, conducta violenta y desordenada, obstrucción del Congreso y agredir a un oficial con un arma peligrosa, informó el FBI.

Federico Klein, exasistente de nivel medio en el Departamento fue visto en videos resistiéndose ante oficiales y agrediéndolos con un escudo antidisturbios robado, según documentos judiciales. Se trata del primer miembro de la Administración Trump en enfrentar cargos por el asalto al Capitolio.

Klein también trabajó en la campaña presidencial de 2016 del magnate y comenzó a trabajar en el Departamento de Estado pocos días después de la toma de posesión de Trump en enero de 2017, según un formulario de divulgación financiera que presentó como empleado de la rama ejecutiva.

El FBI dijo en un documento judicial que recibió un aviso sobre Klein en enero, el día después de que incluyó su imagen en un cartel que buscaba información sobre varias personas vistas entre la multitud que irrumpió en el Capitolio. Un informante proporcionó a los investigadores la cuenta de Facebook de Klein, y un testigo diferente se comunicó con ellos para decirles que conocía al hombre del cartel como "Freddie Klein", según documentos.

Con base en la información, el FBI determinó que cuando Klein presuntamente participó en el asalto al Capitolio todavía era empleado del Departamento de Estado y tenía una autorización de seguridad de alto secreto, dijo la oficina en el documento.

La investigación del Departamento de Justicia sobre el ataque al Capitolio ha dado lugar a Cargos contra más de 300 personas, incluidas decenas de extremistas de derecha que han sido acusados de conspirar para atacar el Congreso con el objetivo de detener la certificación electoral de Joe Biden.

Muchos acusados han dicho que actuaron impulsados por Trump, quien había afirmado falsamente que ganó las elecciones de noviembre.