Anula juez federal 'norma de conciencia' de Trump

La ley habría permitido a proveedores de atención médica negarse a participar en abortos y otros servicios con los que no están de acuerdo por razones religiosas o morales

El Diario de Juárez
miércoles, 06 noviembre 2019 | 12:54
Associated Press |

Washington.- Un juez federal anuló el miércoles la “norma de conciencia” de la administración de Trump que habría permitido a los proveedores de atención médica negarse a participar en abortos, esterilizaciones u otros tipos de atención con los que no están de acuerdo por razones religiosas o morales, informó The Washington Post.

El juez federal de distrito Paul Engelmayer en Manhattan declaró inconstitucional la llamada “regla de conciencia” en una decisión de 147 páginas derivada de una demanda presentada por Nueva York y casi dos docenas de otros estados y municipios en su mayoría demócratas. La norma habría entrado en vigor a finales de este mes.

Si bien la norma buscaba “reconocer y proteger derechos innegablemente importantes”, el juez descubrió que el proceso de elaboración de normas estaba “lleno de defectos legales evidentes”.

Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos emitieron un comunicado diciendo que estaban revisando la decisión y no comentarían sobre litigios pendientes. El Departamento de Justicia declinó hacer mayores comentarios.

La procuradora general de Nueva York, Letitia James, se dirigió a los grupos que presentaron la demanda, argumentando que la norma favorecía ilegalmente las opiniones personales de los trabajadores de salud sobre las necesidades de los pacientes y amenazaba con obstaculizar la capacidad de los centros de salud administrados por el estado para proporcionar una atención médica eficaz.

“La atención médica es un derecho básico que nunca debe estar sujeto a juegos políticos”, dijo James en un comunicado el miércoles. “...La medida fue un intento ilegal de permitir que los proveedores de atención médica discriminen abiertamente y se nieguen a proporcionar la atención médica necesaria a los pacientes en base a las creencias religiosas u objeciones morales de dichos proveedores”.