Estados Unidos

Analiza EU quién recibirá primeras dosis de vacuna contra Covid-19

Se ofrecerían primero a funcionarios médicos y de seguridad nacional vitales, luego a otros trabajadores esenciales y aquellos considerados de alto riesgo

Tomada de internet

The New York Times

jueves, 09 julio 2020 | 08:56

Nueva York.- Los funcionarios federales de salud en Estados Unidos están tratando de decidir quién recibirá las primeras dosis de cualquier vacuna eficaz contra el coronavirus, que podría estar en el mercado este invierno, pero puede requerir muchos meses adicionales para estar ampliamente disponible para los estadounidenses.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades y un comité asesor de expertos externos en salud, han estado trabajando en un sistema de clasificación para lo que podría ser un despliegue extendido. Según un plan preliminar, las vacunas aprobadas se ofrecerían primero a los funcionarios médicos y de seguridad nacional vitales, luego a otros trabajadores esenciales y aquellos considerados de alto riesgo: los ancianos en lugar de los niños, las personas con afecciones subyacentes en lugar de los relativamente saludables.

Los funcionarios de la agencia y los asesores también están considerando lo que se ha convertido en una opción polémica: poner a las personas afroamericanas e hispanas, parte de la población que ha sido víctima desproporcionadamente de Covid-19, por delante de otros.

Algunos expertos médicos no están convencidos de que exista una base científica para tal opción. Previenen desafíos judiciales o temen que priorizar a los grupos minoritarios erosione la confianza pública en las vacunas en un momento en que la inmunización se considera crucial para poner fin a la pandemia.

"Dárselo a una raza primero y no a otra, no estoy seguro de cómo eso sería percibido por el público, cómo eso afectaría la forma en que las vacunas son vistas como una medida de salud pública confiable", dijo Claire Hannan, directora ejecutiva de la Asociación de Gerentes de Inmunización.

Si bien existe un protocolo estándar para la introducción de vacunas, el CDC por lo general hace recomendaciones y los departamentos de salud pública locales y estatales deciden si seguirlas o no.