‘Amordaza’ EU a embajador

Prohíbe Gobierno a diplomático testificar sobre tratos del presidente con Ucrania

Associated Press
miércoles, 09 octubre 2019 | 06:00
Tomada de internet |

Washington— En una escalada de su disputa en contra de la investigación de juicio político que realiza el Congreso, el presidente Donald Trump hizo ayer caso omiso a las advertencias de demócratas sobre comportamiento meritorio de juicio político al impedir que un diplomático estadounidense testificara sobre los tratos del mandatario con Ucrania.

En respuesta, los presidentes de diversas comisiones de la Cámara Baja emitieron una citación para obligar al embajador a comparecer ante la Cámara de Representantes la próxima semana y entregar los documentos recuperados de sus dispositivos personales.

El Gobierno le prohibió al embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, rendir testimonio en una sesión a puerta cerrada con las tres comisiones de la Cámara de Representantes que investigan las relaciones de Trump con Ucrania. Su abogado dijo que Sondland, quien había accedido a la entrevista sin necesidad de la citación, estaba “sumamente decepcionado” de que se le prohibiera testificar.

Sondland iba a ser interrogado sobre los mensajes de texto divulgados la semana pasada que revelaron sus conversaciones con otros dos diplomáticos estadounidenses que actuaban como intermediarios mientras el presidente presionaba a Ucrania para que investigara la elección presidencial de 2016 y a una compañía de gas vinculada con la familia del demócrata Joe Biden.

El embajador también habló directamente con Trump horas antes de enviar un mensaje de texto en el que le garantizaba a otro diplomático que no había nada perjudicial en sus planes, según una persona con conocimiento de la conversación y que habló bajo condición de anonimato.

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, dijo que la ausencia de Sondland “es una nueva y sólida evidencia” de obstrucción al Congreso por parte de Trump y del secretario de Estado, Mike Pompeo, jefe de Sondland.

Trump indicó ayer que él tomó la decisión de impedir el testimonio. Tuiteó que le “encantaría enviar al embajador Sondland” a testificar, “pero desafortunadamente lo haría ante una corte amañada totalmente arbitraria”.