Amenazan tormentas diques de Nueva Orleans

Los feroces vientos y lluvias, pondrán a prueba a las represas y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército está atento al nivel de las aguas

Associated Press
viernes, 12 julio 2019 | 08:12
Associated Press |

Frente al desastre causado por el huracán Katrina hace más de una década en Nueva Orleáns, los diques del río Mississippi resistieron cuando los de otros sectores se desmoronaron.

Pero ahora que la tormenta tropical Barry amenaza a Nueva Orleáns con feroces vientos y lluvias, las represas se pondrán a prueba, y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército está atento al nivel de las aguas, dijo su portavoz Ricky Boyett.

Nueva Orleáns tiene al río Mississippi al sur, el Lago Pontchartrain al norte y los tributarios que desembocan en el Golfo de México al este.

La amenaza es triple: Fuertes olas del mar, intensas lluvias del cielo e inundaciones de los ríos si los diques no aguantan.

Si bien el Cuerpo de Ingenieros no cree que el río crecido llegue a inundar las calles, la amenaza de Barry es aguda: entre 25 y 38 centímetros (entre 10 y 15 pulgadas) de lluvia de aquí hasta el domingo. Algunas zonas incluso recibirán 50 centímetros (20 pulgadas).

Se espera que el río llegue a un máximo de 5.8 metros (19 pies) en Nueva Orleáns, donde los diques protectores ascienden a entre 6 y 7.5 metros (20 y 25 pies) de altura, manifestó Jeff Graschel, hidrólogo que trabaja para el Servicio Meteorológico Nacional.

El servicio también calcula que el agua no rebasará los diques, que no han sido rebasados en Nueva Orleáns desde la década de 1920. Pero las autoridades han advertido que un cambio en la intensidad o en la dirección de la tormenta podría afectar ese cálculo.

Para prepararse ante esa eventualidad, cuadrillas de obreros están reforzando los diques en por lo menos dos áreas, dijo Boyett. Para ello armaron barreras de metal en el Harvey Lock, una parte del dique cerca del Lower 9th Ward, el vecindario destrozado durante Katrina.

"Los trabajadores confían en la integridad de los diques", dijo Boyett. "Es un material diseñado para resistir este tipo de presión".