PUBLICIDAD

Estados Unidos

Aliados de Trump reavivan dudas sobre la elección

Tratan de descertificar la votación del 2020 en estados clave, en donde el resultado puede ser revertido

The New York Times

lunes, 18 abril 2022 | 20:52

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.— Un grupo de aliados y colaboradores del presidente Donald J. Trump pasó meses tratando de anular la elección del 2020 en base a la mentira que dijo sobre que él era el verdadero ganador.

Ahora, algunos de los mismos confidentes que trataron pero no pudieron invalidar los resultados en base a una serie de falsas teorías legales, están empujando una secuela más descabellada: están tratando de “descertificar” la votación del 2020 en estados clave, en donde el resultado puede ser revertido.

PUBLICIDAD

En las Cámaras y cortes estatales de todo el país, así como en los boletines de prensa de derecha, los aliados de Trump —incluyendo al abogado John Eastman— están presionando a los estados para que aprueben resoluciones para rescindir los votos del Colegio Electoral del presidente Biden y entablar demandas que busquen demostrar sin fundamento un fraude electoral a gran escala.

Algunos de esos aliados están haciendo el trabajo como precursores para reinstalar al ex presidente. Aunque han fallado los esfuerzos para cambiar los resultados estatales o demostrar un fraude electoral masivo.

Expertos legales los están descartando como absurdos, haciendo notar que no existe un escenario plausible en la Constitución para regresar a Trump a la presidencia.

Sin embargo, el plan original de Eastman de utilizar el conteo final de los votos electorales en el Congreso el 6 de enero para anular la elección fue visto como algo improbable en vísperas del motín en el Capitolio, los continuos esfuerzos están impulsando una falsa narrativa que ha resonado entre los simpatizantes de Trump y ha alentado sus quejas.

Ellos están manteniendo vivo el mismo combustible de la teoría de conspiración y desinformación que amenaza con socavar la fe en la democracia alimentando la mentira de que la elección fue corrupta.

Los esfuerzos han generado una industria de podcasts y apariciones en televisión centrada no sólo en las falsas afirmaciones de un fraude electoral generalizado en el 2020, sino la idea de que los resultados pueden ser alterados después del hecho —y Trump puede regresar al poder, una idea que ha seguido empujando en privado, mientras considera una probable reelección en el 2024.

Los demócratas y algunos republicanos han generado una profunda preocupación acerca del impacto que tendría la descertificación. Están advirtiendo sobre consecuencias, incluyendo la posible incitación a la violencia como la que ocurrió el 6 de enero.

Expertos legales están preocupados de que la descertificación de la última elección pueda allanar el camino para una intervención legislativa más agresiva la próxima vez.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search