PUBLICIDAD

Estados Unidos

Alertan por oleada de migrantes haitianos a Nuevo Laredo

A punto de acabar la política de deportación del Título 42 en Estados Unidos se prevé una llegada masiva de indocumentados caribeños

Miguel Domínguez y Benito López
Agencia Reforma

domingo, 01 mayo 2022 | 10:07

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Nuevo Laredo.- En autobuses y a punto de acabar la política de deportación sumaria Título 42 de Estados Unidos, 529 haitianos llegaron ayer a la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo y prendieron la alerta de una crisis humanitaria.

El Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz en Tamaulipas, que aglutina a las fuerzas militares y policiacas federales y locales, informó que brindó protección y atención médica a los migrantes, que recibieron vacunas antiCovid.

PUBLICIDAD

Los haitianos tuvieron que ser distribuidos en siete albergues, incluidas algunas iglesias que voluntariamente se ofrecieron a dar alojo. Las autoridades advirtieron que los haitianos tienen regularizada su estancia en el país porque el Instituto Nacional de Migración (INM) les extendió permisos, pero no aclararon de qué parte de México proceden los caribeños.

"De manera coordinada los policías estatales llevaron a cabo seguridad perimetral en los albergues para prevenir cualquier delito, mientras personal de la jurisdicción sanitaria, del Ejército y del INM les aplicarán a los migrantes la vacuna contra el Covid-19", señaló el Grupo.

Por separado, tras advertir que enfrentan una emergencia humanitaria, la Diócesis de Nuevo Laredo urgió el apoyo de la población para que contribuyan con donativos.

"Ha llegado una gran cantidad de migrantes haitianos a nuestra ciudad y nuestros hermanos necesitan de nuestra ayuda", expresó la Diócesis.

El arribo de haitianos se trata de la más reciente migración masiva de los caribeños en los últimos meses en el noreste del país tras movilizarse a Piedras Negras, Matamoros, Reynosa y Monterrey en su búsqueda de asilo en Estados Unidos.

La nueva ola haitiana se da rumbo al fin de Título 42, la política de deportación masiva de migrantes que creó el expresidente Donald Trump alegando la pandemia y que el actual mandatario Joe Biden prevé eliminar el 23 de mayo.

Reprueban acuerdos políticos por éxodo

Los acuerdos políticos para frenar migrantes, como los que el Gobierno de Texas forzó con Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Chihuahua, no detienen la migración, advirtieron defensores de los derechos humanos.

En cambio, estas medidas pueden poner en riesgo la vida de los migrantes mexicanos y extranjeros.

"(A estos acuerdos) los vemos como un asunto político, los migrantes siguen llegando", dijo Juan Sierra, encargado de la Casa del Migrante en Matamoros.

"Intentar frenarlos sería ponerlos en riesgo, pues buscarían rutas o formas más peligrosas para cruzar", explicó.

Para acabar con las inspecciones exhaustivas de tráileres mexicanos que ordenó el gobernador texano, Greg Abbott, en protesta por la política migratoria del presidente Joe Biden, cuatro estados de México aceptaron realizar operativos.

Entre el 13 y el 15 de abril, los gobernadores de Nuevo León, el emecista Samuel García; de Chihuahua, la panista Maru Campos; de Coahuila, el priista Miguel Riquelme, y de Tamaulipas, el albiazul Francisco García Cabeza de Vaca, firmaron los acuerdos.

Los estados han reforzado sus filtros y retenes carreteros para disuadir a los indocumentados.

Édgar Rodríguez, de la Casa del Migrante en Piedras Negras, dijo que las detenciones por parte del Instituto Nacional de Migración (INM) se han incrementado y pasaron de unas 300 personas a la semana a unas 500.

Sin embargo, la cifras de detención en el Sector Del Río de la Patrulla Fronteriza, colindante con Piedras Negras, se han mantenido sin cambios e incluso con ligeros aumentos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search