PUBLICIDAD

Estados Unidos

Alcanza carne precio récord en EU pero ganaderos no obtienen dinero

Cuatro grandes empresas dominan la industria empacadora de res en Estados Unidos

The New York Times

lunes, 27 diciembre 2021 | 12:10

The New York Times

PUBLICIDAD

Montana.- A juzgar por los precios en los supermercados y restaurantes, este parece ser un momento lucrativo para los ganaderos como Steve Charter.

Estados Unidos consume más carne de res que nunca, mientras que los precios han subido una quinta parte durante el año pasado, un factor principal de la creciente alarma sobre la inflación.

PUBLICIDAD

Pero en algún lugar entre los platos estadounidenses y su rancho de 32 kilómetros cuadrados en las llanuras altas de Montana, la participación de Charter en la industria de ganado vacuno de 66 mil millones de dólares ha desaparecido.

Charter, un ganadero de tercera generación de 69 años, está acostumbrado a trabajar los siete días de la semana, los 365 días del año; en invierno las temperaturas descienden a menos 20 y en verano el calor alcanza los 45 grados.

En una mañana reciente, subió ruidosamente por un camino de tierra cubierto de nieve en su camión de alimentación, entregando una mezcla de granos a su rebaño de vacas madres y terneros. Vagan por un paisaje que parece ilimitado y los horizontes se extienden más allá de colinas distantes.

Charter ha imaginado durante mucho tiempo a sus seis nietos continuando su estilo de vida. Pero sin ganancias en cinco años, está reflexionando sobre el destino que ha corrido a más de medio millón de otros ganaderos estadounidenses en las últimas décadas: vender su rebaño.

“Estamos contemplando salir”, dijo Charter, con voz entrecortada mientras contenía las lágrimas. "No estamos obteniendo nuestra parte de los dólares de los consumidores".

La angustia de los ganaderos estadounidenses representa la parte inferior de las asombrosas ganancias obtenidas por los conglomerados que dominan la industria empacadora de carne: Tyson Foods y Cargill, además de un par de empresas controladas por propietarios corporativos brasileños, National Beef Packing Company y JBS.

Desde la década de 1980, los cuatro empacadores de carne más grandes han utilizado una ola de fusiones para aumentar su participación en el mercado del 36 por ciento al 85 por ciento, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Su dominio les ha permitido extinguir la competencia y dictar precios, explotando cómo las autoridades federales han debilitado la aplicación de las leyes promulgadas hace un siglo para domar los excesos de los Robber Barons, dicen los expertos antimonopolio y defensores de los ganaderos.

El Congreso adoptó una pieza legislativa histórica, la Ley de empacadores y corrales de 1921 para "proteger a los agricultores y ganaderos", entre otros participantes del mercado, de "prácticas injustamente discriminatorias y monopolísticas".

Los precios récord de la carne de hoy son un reflejo más directo de las escasas existencias, otra manifestación de la Gran Interrupción de la Cadena de Suministro que acompaña a la pandemia. La propagación inicial del coronavirus se extendió por los mataderos, matando a decenas de trabajadores, enfermando a miles y deteniendo la producción. Eso provocó escasez de carne.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search