Afirma Trump que Cohen le pidió indulto

Lanny Davis, abogado de Cohen, dijo en una declaración escrita el jueves que su representado estaba abierto a las ofertas de un posible indulto

Reforma
viernes, 08 marzo 2019 | 19:28

El presidente Donald Trump aseguró este viernes que rechazó un pedido personal de indulto de parte de su ex abogado Michael Cohen, la afirmación más fuerte hasta ahora de que Cohen pudo haber mentido bajo juramento. 

Trump tuiteó su versión luego de días de preguntas sobre Cohen y el asunto del perdón presidencial. Ha emergido como una línea clave de investigación para los demócratas que inician una serie de investigaciones exhaustivas sobre asuntos políticos y personales de Trump.
"El mal abogado y fraudulento Michael Cohen dijo bajo juramento que nunca pidió un Indulto. Sus abogados lo contradijeron por completo ¡Mintió!", tuiteó Trump a bordo del avión presidencial en ruta a zonas dañadas por los tornados en Alabama. "Además, él me pidió directamente un perdón. Yo dije NO ¡Mintió de nuevo! Él además quería fervientemente trabajar en la Casa Blanca ¡Mintió!".
.

Cohen respondió por Twitter minutos más tarde.
"Simplemente otra serie de mentiras de parte del Presidente", escribió Cohen antes de referirse a las mujeres que recibieron pagos para que guardaran silencio, pagos que él facilitó."Permítame recordarle que hoy es el Día Internacional de la Mujer. Usted pudiera usar el día para disculparse por sus propias #Mentiras y #ActosSucios contra mujeres como Karen McDougal y Stephanie Clifford".
Lanny Davis, abogado de Cohen, dijo en una declaración escrita el jueves que su representado estaba abierto a las ofertas de un posible indulto por representantes de Trump, en privado y en la prensa en los meses después de que el FBI allanó en abril de 2018 la casa y la oficina de Cohen, así como una habitación de hotel donde se hospedó.
Davis, que no era el abogado de Cohen en ese tiempo, dijo que éste le instruyó a su abogado para que explorara un posible indulto con el abogado de Trump Rudy Giuliani y otros miembros del equipo legal de Trump. La declaración parece contradecir el testimonio de Cohen la semana pasada ante una comisión de la Cámara de Representantes, de que nunca pidió un perdón de Trump ni lo habría aceptado.
Los comentarios de Davis plantea interrogantes sobre si Cohen, que en mayo comenzará a cumplir una sentencia a tres años de prisión por mentirle al Congreso y otros delitos, mintió de nuevo al Congreso la semana pasada. El equipo legal de Cohen dijo que su declaración era correcta porque Cohen nunca le pidió un indulto al Presidente.
Trump no proporcionó pruebas de momento del supuesto intento de Cohen de obtener un perdón presidencial ni reveló dónde se hizo la supuesta petición. El viernes anterior, hablando con los periodistas en los jardines de la Casa Blanca, Trump dijo que Cohen había dicho una "mentira fría como una piedra" cuando testificó que no buscaba la intervención presidencial.
Y lamenta condena a ex jefe de campaña
Por otro lado, Paul Manafort, ex director de la campaña presidencial de Donald Trump, fue sentenciado a casi cuatro años de cárcel por fraude fiscal y bancario relacionado con su trabajo como asesor de políticos ucranianos, un castigo mucho menor de lo que se recomendó en las pautas de sentencia.
El presidente Trump dijo el viernes que se sentía "muy mal" por Manafort.
"Creo que ha sido un momento muy, muy duro para él", dijo Trump antes de salir de Washington en el avión presidencial con rumbo a Alabama, donde inspeccionará los daños causados por varios tornados.
Manafort ha estado encarcelado desde junio, por lo que recibirá crédito por los nueve meses que ya ha estado en prisión. Todavía se enfrenta a la posibilidad de recibir más tiempo tras las rejas por un caso separado en el Distrito de Columbia, donde se declaró culpable de cargos relacionados con cabildeo ilegal.
Manafort dirigió los esfuerzos electorales de Trump durante los meses cruciales de la campaña de 2016 mientras Rusia buscaba interferir en las elecciones al hackear correos electrónicos demócratas. Fue de los primeros socios de Trump en ser acusado en la pesquisa de Mueller y ha sido un imputado de alto perfil.
No obstante, los cargos contra Manafort no están relacionados con su trabajo en la campaña del ahora mandatario ni con el objeto de la investigación de Mueller sobre si la campaña de Trump se coordinó con los rusos.
Aunque Manafort no ha enfrentado cargos relacionados con colusión, ha sido considerado como una de las figuras fundamentales en la investigación de Mueller.
Los fiscales, por ejemplo, han escudriñado su relación con Konstantin Kilimnik, un socio de negocios que, según las autoridades estadounidenses, está ligado a la inteligencia rusa, y han descrito una reunión furtiva que los hombres tuvieron en agosto de 2016 como algo muy importante en el meollo de la investigación.
Después de declararse culpable en el caso de Washington, D.C., Manafort se reunió con los investigadores durante más de 50 horas como parte de un requisito para cooperar con la investigación, pero los fiscales reiteraron en la audiencia del jueves que creen que Manafort fue evasivo y falso en su testimonio ante un jurado de investigación.
Los abogados de la defensa habían argumentado que Manafort nunca habría sido acusado si no hubiera sido por la investigación de Mueller. Al principio del juicio, incluso el juez Ellis estuvo de acuerdo con esa evaluación, indicando que Manafort estaba siendo procesado sólo para presionarlo a soltar información que incrimine a Trump. Los fiscales dijeron que la investigación de Manafort precedió al nombramiento de Mueller.